Ortuzar achaca la salida de Darpón a que «la oposición está de los nervios»

Ortuzar achaca la salida de Darpón a que «la oposición está de los nervios»

El presidente del PNV acusa a EH Bildu y el PP de tener una «estrategia perfectamente planificada» para desgastar al Gobierno de Urkullu

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

Andoni Ortuzar no tiene ninguna duda de que la presión ambiental que ha provocado la salida del consejero de Salud, Jon Darpón, del Gobierno Vasco tras presentar su dimisión se debe a que «la oposición está de los nervios» al ver que tanto el Ejecutivo de Urkullu como el PNV se acercan a dos citas electorales con un gran respaldo social. El presidente del EBB ha vinculado este viernes la cercanía de las elecciones generales de abril y las municipales y forales de mayo con la agresividad que ha mostrado la oposición parlamentaria a raíz del caso de la OPE de Osakidetza y ha asegurado que ni EH Bildu ni el PP hubieran exigido su dimisión si llegan a acordar los Presupuestos de 2019 con el Gobierno Vasco o, en el caso de los populares, si el PNV no hubiera apoyado la moción de censura contra Rajoy. De hecho, Ortuzar ha acusado a EH Bildu y PP de tener «una estrategia perfectamente planificada» para desgastar al Ejecutivo de Urkullu «aunque luego no salgan juntos en la foto».

El presidente del EBB ha sido entrevistado este viernes en Radio Euskadi y ha empezado valorando la reciente dimisión de Darpón como consejero de Salud. Ortuzar ha reconocido que la salida del sailburu jeltzale «no ha sido un plato de buen gusto, tampoco para él», pero ha destacado su «generosidad» para marcharse cuando vio que la oposición iba a hacer todo lo posible para desgastar al Gobierno, «porque tras la reprobación seguramente iban a impulsar una moción de censura en plena campaña electoral». El líder del PNV ha reconocido que en el caso de la OPE de la Osakidetza «se han hecho algunas cosas mal», pero ha enfatizado que «Darpón estaba haciendo todo lo posible para facilitar la investigación de las posibles irregularidades». Por tanto, ha indicado que, «en grandísima medida, la responsabilidad de que haya tenido que dimitir es de la oposición, que ayer mismo ya mostró que el problema no era Darpón, sino que van a por el lehendakari y a por el PNV».

Para Ortuzar, la razón de que los grupos de la oposición (EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP) se hayan unido en una estrategia para castigar al Gobierno de Urkullu es que «están de los nervios» porque ven que las últimas encuestas dan al PNV ganador en todos los territorios vascos en las próximas citas electorales. «Esas encuestas muestran una identificación amplia de la sociedad vasca con lo que ha hecho el PNV en los últimos años y eso pone nerviosos al resto de los grupos», ha indicado el líder del EBB. Lo que, a su juicio, lleva a «una mala copia del modo de oposición que se hace en Madrid, que es poco constructivo». Ortuzar ha insistido en que la beligerancia de la oposición «no se debe a la OPE de Osakidetza» porque, en otro contexto político y sin dos elecciones a la vuelta de la esquina, «Darpón seguiría sentado en su despacho».

El presidente jeltzale ha afirmado que EH Bildu y PP tienen «una estrategia perfectamente planificada para hostigar» al Gobierno de coalición de PNV y PSE en el Parlamento. «Para fastidiar se unen», ha indicado. «No se sacan fotos juntos, pero claro que hablan entre ellos. No hace falta pillarles, porque te lo dicen ellos mismos», ha añadido. En esas condiciones, Ortuzar ha señalado que Darpón ha dicho «hasta aquí hemos llegado para no dañar al Gobierno ni a una institución tan importante como Osakidetza, que es la principal empresa de Euskadi».

A pesar de este revés, Ortuzar ha asegurado que «claro que el Gobierno Vasco puede aguantar hasta el final de la legislatura», y ha apuntado que lo que le transmite el lehendakari es que «tiene planificado hasta el último día de la legislatura vasca. No veo a Urkullu en la tesitura de un adelanto electoral». Respecto a la oposición, ha indicado que «se han unido para destruir en el tema de la OPE de Osakidetza, pero nunca podrían construir o gobernar juntos».

Sánchez o Casado

Durante la entrevista, Ortuzar ha abordado otros temas de actualidad, como las próximas elecciones generales del 28 de abril. Ha subrayado que el PNV quiere «jugar la carta de influir en la política española» desde un punto de vista «constructivo y de estabilidad», que conllevaría «una contraprestación positiva para Euskadi». Ha indicado que «no da igual que el candidato a presidente del Gobierno sea Sánchez (PSOE) o Casado (PP)», aunque tampoco ha querido «santificar o demonizar a nadie de entrada». «El día 28 de abril por la noche habrá que hacer sumas y restas y veremos cómo se puede jugar esa partida», ha añadido.

Sobre la coalición que han firmado ERC y EH Bildu, el presidente del PNV ha puesto en duda que finalmente la formación catalana vaya a formar un grupo con la coalición abertzale en el Congreso. «Yo a ERC no le he oído decir lo que ha dicho EH Bildu en Euskadi, y es algo que no sé si al final le va a convenir o lo va a aceptar. Permítame que lo dude, pero hablamos en mayo», ha dejado caer Ortuzar.

La opción PDeCAT

Sobre una posible coalición del PNV con el PDeCAT de cara a las europeas del 26 de mayo, Ortuzar ha recalcado que «estamos hablando con todos los socios con los que concurrimos a las elecciones de 2014» y ha reconocido que la posibilidad de los soberanistas catalanes está complicada por su «apuesta netamente catalana» y por la decisión de poner a Carles Puigdemont como candidato, aunque tampoco ha querido cerrar ninguna puerta. Respecto al ataque del expresident a Urkullu por su testimonio en el juicio del procés, Ortuzar ha destacado que «todo lo que dijo el lehendakari en el juicio es verdad, todo», aunque ha dicho «entender» que Puigdemont tenga unas vivencias «intransferibles» que no viera plasmadas en la intervención de Urkullu.

Además