Partidos de la oposición y sindicatos coinciden en que la renuncia de Darpón llega «tarde y mal»

El PNV califica de «infame y ruin» la campaña contra Darpón orquestada para «dañar al Gobierno»

A. LERATE

Todos los partidos de la oposición coincidieron al lamentar que la dimisión de Jon Darpón había llegado «tarde» y «mal». EH Bildu, Elkarrekin-Podemos y PP censuraron cómo el hasta este jueves consejero de Salud había gestionado la crisis de las OPE de Osakidetza. El PNV, como es lógico, salió en su defensa, mientras que su socio en el Gobierno, el PSE-EE, prefirió apostar por mejorar el modelo de las pruebas. Los sindicatos, que han sido especialmente beligerantes en este conflicto, se mostraron satisfechos con la decisión tomada por Darpón pero también recordaron que han pasado diez meses desde que las formaciones políticas y sindicales denunciasen públicamente el sistema de adjudicación de plazas.

EH Bildu, a través de su parlamentaria Rebeka Ubera, advirtió de que «un mero cambio de caras» no es suficiente para evitar que se repitan casos como el de las irregularidades de la Oferta Pública de Empleo de Osakidetza. También apuntó que la decisión del exconsejero se produce después de que Darpón «haya negado continuamente» la existencia de irregularidades en la OPE de Osakidetza, en las que la Fiscalía apreció indicios de un posible delito por filtraciones. Ubera abogó por «un necesario cambio en el funcionamiento y en el modelo de personal».

Cristina Macazaga, de Elkarrekin Podemos, también opinó que la renuncia se había producido tarde. Consideró que con su dimisión, Darpón «ha sucumbido a las presiones por fin, ha sido coherente y ha asumido su responsabilidad por su mala gestión en la crisis de las OPE dopadas». Añadió que esta salida del Gobierno «de ninguna de las maneras le dignifica» y criticó a Urkullu porque «le ha faltado valentía y responsabilidad ya que ha preferido proteger a uno de los suyos, en lugar de proteger el derecho a la igualdad de oportunidades de todos». La formación morada consideró que lo responsable hubiese sido «aceptar que había un modelo de corrupción heredado que había que poner fin».

En el caso del PP fue su presidente, Alfonso Alonso, quien se pronunció. Lamentó «profundamente» que el consejero de Salud hubiera dimitido por «la deficiente gestión» de las irregularidades de la OPE. El líder del PP de Euskadi deploró que «las cosas hayan tenido que llegar a esta situación» y afirmó que no había que cargar contra la persona de Darpón sino defender «lo bueno de su legado». No obstante incidió en que la crisis en Osakidetza evidenciaba «la debilidad y falta de liderazgo del Gobierno Vasco».

Para el PNV la dimisión de Darpón, «pese a no ser el responsable» de las supuestas irregularidades detectadas en la OPE de Osakidetza, se debe a lo que califica como «una campaña destructiva, infame y ruin». El partido jeltzale destacó la «enorme generosidad» del exconsejero al dimitir «para no entorpecer» la labor del Ejecutivo vasco a pesar, insistió, de no ser «el responsable» de las irregularidades. «Le honra haber dimitido a pesar de ser una situación absolutamente injusta porque es responsable político, pero no culpable», resaltó Joseba Egibar.

El PNV habló del «enorme trabajo» desarrollado desde 2012 al frente del Departamento de Salud y sostuvo que desde el primer momento en el que se conocieron las sospechas de irregularidades «su gestión ha sido rigurosa, transparente y ágil».

El PSE-EE, su socio en el Gobierno, a través de la parlamentaria Natalia Rojo, consideró que ahora «toca concentrarse en mejorar el modelo de oposiciones para garantizar su plena seguridad y transparencia» y señaló que tras la renuncia de Darpón «ya no hay excusas para que nos distraigamos».

Desde mayo

Elena Saavedra, responsable de ELA en Osakidetza, consideró que la dimisión del consejero de Salud es positiva a pesar de llegar tarde porque «todo esto saltó por los aires en el mes de mayo». La central recordó que «Darpón salga y entre otra persona nueva, no quiere decir que, de manera automática, los problemas que tiene el ente se vayan a solucionar.

LAB, en un comunicado, mostraba su alegría por la dimisión de Darpón «porque no tenía ninguna credibilidad» y señalaba que su papel «ha sido inaceptable» porque «ha intentado ocultar la verdad». También fue muy crítico ESK, que espera que tras «la tardía» renuncia «se acabe con los reinos de taifas» en Osakidetza.