La familia del vecino de Errenteria muerto tras una agresión en Donostia pide que la Ertzaintza asuma la investigación

La familia del vecino de Errenteria muerto tras una agresión en Donostia pide que la Ertzaintza asuma la investigación

Considera que sería más conveniente que fuera la Policía vasca la que «llevara el asunto, no sólo por los medios de los que dispone, sino por la experiencia en estos temas y por la jurisdicción más amplia que tiene»

EFE Y DV

La familia del vecino de Errenteria que falleció tras ser agredido el pasado domingo en San Sebastián ha reclamado que la Ertzaintza asuma la investigación del caso, actualmente en manos de la Guardia Urbana de San Sebastián y que se encuentra centrada en la búsqueda del autor de los hechos. Este jueves ha quedado en libertad sin cargos la única persona arrestada hasta ahora por este trágico suceso. El Ayuntamiento de San Sebastián, por su parte, recuerda que ambas policías están trabajando en este caso.

José Luis Lancha, de 61 años y vecino de Errenteria falleció el pasado lunes en el Hospital Donostia, donde se encontraba ingresado a consecuencia de las lesiones que sufrió en la cabeza tras ser víctima de una agresión el domingo por la mañana en el barrio donostiarrade Gros.

La Guardia Municipal fue la primera en hacerse cargo de la investigación, dirigida desde el primer momento a la localización del responsable de los hechos, en colaboración con la Ertzaintza. Fruto de esta cooperación, la Policía Autonómica detuvo el miércoles por la mañana a un sospechoso que pocas horas después fue puesto a disposición de la Guardia Urbana donostiarra.

Este cuerpo practicó una serie de diligencias para comprobar si el arrestado estaba relacionado con la agresión y comunicó el resultado de sus pesquisas al juez del caso, quien ha ordenado este jueves su puesta en libertad sin cargos.

Tras estos hechos, Isaac Blanco, yerno del fallecido y portavoz de la familia Lancha, ha asegurado en declaraciones a EFE que, «dada la envergadura» del caso, «sería mucho más eficaz que la Ertzaintza llevara el asunto».

Blanco ha opinado que existe un «conflicto de intereses» entre «la Guardia Urbana de San Sebastián y la Ertzaintza», motivado por el hecho de que la Policía Local fue «el primer cuerpo que intervino en la agresión y en teoría son los delegados en seguir con la investigación».

Sin embargo, la familia considera que, debido a la dimensión de este caso, sería más conveniente que fuera la Policía Autonómica la que «llevara el asunto, no sólo por los medios» de los que dispone «sino por la experiencia en estos temas y por la jurisdicción -más amplia- que tiene«.

Blanco aclara que, en el caso de la Guardia Municipal, su competencia «se limita a lo que es la ciudad de San Sebastián», mientras que el de la Ertzaintza se extiende a «todo el País Vasco».

«Rogaría la máxima colaboración entre ambos cuerpos, sin importar quién de caza al autor de la agresión. Pedimos a la autoridad competente que tome cartas en el asunto para que esto se solucione», recalca el yerno del fallecido. Ante estas declaraciones, desde el Ayuntamiento de San Sebastián apuntan que ambas policías están trabajando en este caso, prueba de ello es que la detención realizada este miércoles la llevó a cabo la Ertzaintza. Desde el Consistorio, asimismo, explican que la titularidad del caso corresponde a la Guardia Municipal, pero que la investigación se está llevando a cabo de manera conjunta y coordinada por ambos cuerpos.

Isaac Blanco ha admite además que conocer que el sospechoso detenido por su presunta vinculación con la muerte de su familiar no era la persona buscada «ha sido un palo» para la familia, que espera en que la Policía dé «ya» con el autor de los hechos.

Más