Los cocineros también merecieron un premio

Los responsables de cada uno de los platos del menú posan con Xabi Alonso antes del inicio de la comida. / NAGORE IRAOLA
Los responsables de cada uno de los platos del menú posan con Xabi Alonso antes del inicio de la comida. / NAGORE IRAOLA

IÑIGO BELASTEGUI

El menú del evento estuvo, sin duda alguna, a la altura de los homenajeados en esta fiesta. Los platos principales fueron también 'cinco estrellas' y, tras ellos, está el esfuerzo y algún quebradero de cabeza de quienes lo preparararon, ya que cocinar fuera de casa y, en algunos casos, teniendo que además prestar atención a las condiciones meteorológicas, no es nada sencillo. No obstante, todos ellos hicieron brillar con luz propia un género de primera. El resultado fue extraordinario.

El menú era un claro guiño a las raíces tolosarras de Xabi Alonso. Por ello, el primero de los platos tenían que ser, cómo no, unas alubias de Tolosa con todos sus sacramentos. ¿Quién mejor para prepararlas que Roberto Ruiz? El cocinero está ahora embarcado en el proyecto de Hika Txakolina, una bodega de Amasa-Villabona cuyo restaurante, bajo la dirección de Ruiz, abrirá dentro de poco más de un mes. «Nuestra idea es seguir haciendo la cocina de siempre del Frontón, aunque actualizando conceptos y modelos. Por ejemplo, empezaremos a trabajar con la parrilla», explica.

Las alubias con sus sacramentos que preparó Roberto Ruiz son un plato representativo del recientamente desaparecido Frontón de Tolosa, pero también un guiño a la comarca de Tolosaldea: «A las 9 de la mañana ya estábamos poniendo los ochos pucheros al fuego. No es una receta complicada, pero sí un proceso muy metódico», destacaba el chef. «Es un evento muy bonito. Hemos venido a divertirnos y pasarlo bien, pero también queremos que la gente disfrute con nuestro plato, por supuesto», añadía.

Su propia técnica

«Jugar en casa no es como hacerlo fuera, por lo que debemos cambiar la estrategia». Con una frase tan futbolística explicaba Iñaki Gorrotxategi cómo le condiciona a él y su hermano Xabier asar alrededor de un centenar de txuletas de Cárcnicas Goya para un evento así. Matías, su aita, no faltó tampoco a la cita.

Las parrillas fueron diseñadas por ellos, pero son del Ayuntamiento de Tolosa. Necesitaban muchas bandejas de horno y, además, la distancia entre la terraza y el comedor les hizo decantarse por la ensalada en detrimento de los pimientos... «Pero cocinar en un evento así y en un marco tan especial lo compensa todo. Cuando cocinamos para tanta gente, primero sellamos las txuletas por un lado, las dejamos encima de la mesa y, al final, las marcamos por el otro lado y les damos calor. Las sacamos ya troceadas, en trozos menores, para que lleguen calientes a la mesa», explicaba.

Chefs, parrilleros y servicio se coordinaron a la perfección en una comida redonda

Para el postre, además de los clásicos cigarillos y tejas de Tolosa, esperaba al comensal una tarta de manzana muy especial. Preparada por Daniel Luque, nuevo Chef pastelero del Hotel María Cristina, aceptó el reto que suponía el evento del lunes con muchas ganas: «Creé la receta especialmente para esta comida. Aunque estamos acostumbrados a eventos así, siempre es un orgullo y una responsabilidad». La apuesta fue un postre fresco, sorprendente y autóctono.

Más sobre los Premios Deportistas Cinco Estrellas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos