Teresa Motos: «Barcelona fue un punto de inflexión»

Teresa Motos: «Barcelona fue un punto de inflexión»

UNAI LENIZ

El hockey hierba era un deporte absolutamente minoritario en la España de 1992, con menos de 500 licencias federativas, por lo que la campanada que dio en los Juegos Olímpicos de Barcelona la selección estatal, debutante en esta modalidad, fue aún más sonada. Invitadas a la cita olímpica por su condición de país anfitrión, aquellas 'chicas de oro' por las que nadie apostaba superaron a las grandes potencias mundiales.

Y entre el grupo de elegidas, nada menos que cinco jugadoras de la Real Sociedad: Silvia Manrique, Mª Carmen Barea y las guipuzcoanas Nagore Gabellanes, Maider Tellería y Teresa Motos, que inspiraron a toda una generación de chicas que soñaban con seguir sus pasos no solo en el hockey, sino en el deporte femenino en general. Los Premios Deportistas 5 Estrellas no han querido pasar por alto esta efeméride y concedieron el Premio Deportistas Leyenda a Teresa Motos.

La donostiarra (29 de diciembre de 1963) comenzó a jugar al hockey sobre hierba en edad escolar y en 1978 se incorporó al equipo juvenil de la Real Sociedad, cuya disciplina ya no abandonaría hasta su retirada, en 1998. Vistiendo la elástica txuri urdin se proclamó cinco veces campeona de Liga (1986,93,94,97 y 98)y levantó en dos ocasiones la Copa de la Reina (1987 y 1994). Avalada por su calidad técnica, Teresa Motos alcanzó la internacionalidad en 1979, disputando un total de 176 partidos con España hasta 1997. Su gran logro fue el oro de Barcelona'92, pero también participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, donde obtuvo un diploma olímpico, en tres Campeonatos del Mundo y en una Champions Trophy, entre otras competiciones internacionales.

«Un orgullo»

La donostiarra se mostró exultante con este nuevo reconocimiento: «La verdad es que me hizo mucha ilusión cuando me llamaron, porque le he dado mucho valor; a lo largo del año nos han invitado a muchas actos, pero ésta es la guinda del pastel». Y es que «el hecho de que te reconozcan en casa me encanta; ya en el año 87 el DV me dio un premio cuando mi carrera deportiva estaba empezando, y es un orgullo que después de todos los logros, de los éxitos y fracasos, de todos los años con la Real, se sigan acordando de mí».

Como no podía ser de otra manera, recuerda todo lo acontecido en torno a las Olimpiadas de Barcelona con mucho cariño: «Lo que ocurrió allí fue un punto de inflexión. Se hizo una gran inversión de dinero, de esfuerzo, de recursos para poder competir a nivel internacional con los mejores, que hizo que el deporte femenino se disparara. Fueron años de mucho trabajo, pero significó el despegue del deporte femenino en su conjunto: solo hay que ver el nivel que hay hoy en día y el margen de mejora que aún existe. Tan solo le falta un punto de reconocimiento social para que gane más visibilidad», reivindicó.

Consiguió el oro en Barcelona'92 y siete títulos con la Real en 20 temporadas

«La inversión para competir con los mejores hizo que el deporte femenino se disparara»

Pero también existen otros momentos especiales en su trayectoria: «Tenía solo 18 ó 19 años cuando ganamos el primer título de Liga con la Real en el año 81, y fue una experiencia maravillosa. También recuerdo con mucho cariño el Campeonato de Europa B que ganamos en San Sebastián, y alrededor del cual se generó mucha expectación». A nivel de selección, «recuerdo el último año antes de las Olimpiadas, cuando ya estábamos ganando a las mejores. Fuimos quintas en el Mundial de 1990 y segundas en el Champions Trophy, un torneo de muchísimo nivel. Veíamos que los resultados estaban ahí, que todo el sacrificio que habíamos hecho iba obteniendo sus frutos. Fueron años intensos, pero gratificantes», rememoró.

Aún en activo

Tras su paso por la élite, Teresa Motos ha seguido ligada al hockey: «Dejé el deporte de alto nivel en el 98 y desde entonces he jugado en la Real B, cuando costaba sacar un segundo equipo, y también en el Aiara de Llodio, el Jolaseta y ahora, en el Lagunak de San Sebastián. Sigo vinculada a este deporte porque me gusta mucho; ver a la Real ahora es una gozada porque tiene unos equipos muy buenos en diferentes categorías, hay escuela...».

Más sobre los Premios Deportistas Cinco Estrellas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos