LA DESPENSA

Celíacos: cómo vivir sin gluten

Los celiacos tienen que seguir su propia dieta. /
Los celiacos tienen que seguir su propia dieta.

La celiaquía afecta a personas genéticamente susceptibles al gluten, proteína que se encuentra en muchos cereales

La celiaquía es una enfermedad autoinmune causada por la ingesta del gluten. Aunque muchas personas piensan que aparece en la infancia, se puede diagnosticar a cualquier edad. De hecho, aproximadamente el 70% de los casos se diagnostican a partir de los 20 años. El gluten presente en los alimentos daña el revestimiento del intestino delgado, lo que a su vez impide que el organismo digiera y absorba apropiadamente los alimentos. El resultado es una malnutrición crónica, una deficiencia de calorías y nutrientes esenciales, como proteínas, vitaminas y minerales.

Pero, ¿qué es exactamente el gluten? Es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales y que es la responsable de la elasticidad, consistencia y esponjosidad de las harinas y panes. Algunas manifestaciones al ingerir alimentos con gluten pueden ser el dolor y la distensión abdominal, gases, vómitos, náuseas, pérdida de peso y anorexia, anemia y otras deficiencias, pérdida de pelo, fatiga o cansancio, entre otros muchos síntomas. El único tratamiento para hacerle frente es llevar una dieta sin gluten y restaurar el daño que se produce en el intestino.

La dieta para un celíaco

En lo que respecta a los cereales y tubérculos, una persona que padezca celiaquía puede ingerir arroz, maíz (hay gran controversia en este caso), patata, boniato, amaranto, yuca, trigo sarraceno o mijo. Asimismo, toleran las legumbres, carnes (mejor si es fresca de ternera, de cerdo o aves de corral), pescados (mejor frescos), huevo, verduras, hortalizas, aceitunas, encurtidos, frutas, leche, cacao puro en polvo o pasta de cacao y algunos lácteos (crema, queso curado, algunos yogures, mantequilla, margarina, queso crema o requesón). Los azúcares, edulcorantes, especias y condimentos también entran dentro de la dieta de un celíaco. Para degustar otros productos genéricos sin gluten es necesario que lleven el etiquetado de la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España).

«El único tratamiento para hacerle frente es llevar una dieta sin gluten»

Por el contrario, un celíaco no debería consumir cereales como el trigo, la espelta, el centeno, la cebada y sus derivados y la avena (que puede contener trazas con gluten). A ellos, se les suman los alimentos elaborados, artesanales y/o envasados, las harinas que no estén certificadas por la FACE y los alimentos importados y manipulados en comedores comunes (en este caso deberán tener especial precaución).