El vidente que hace dos años predijo el escándalo de Darpón

Vidente Darpón, Darpón, Osakidetza
Mikel Lizarralde, junto a Mertxe Gómez y Lourdes Cascantes. / José Mari López

Mikel Lizarralde anticipó a finales de 2016 que el ya exconsejero de Salud del Gobierno Vasco se vería involucrado en «un escándalo»

SONIA ARRIETA

A pocos les ha pillado por sopresa la dimisión del consejero de Salud, Jon Darpón. Tras el escándalo de la OPE de Osakidetza quien más quien menos ya se esperaba que Darpónpudiera dejar su cargo. Pero nadie se atrevía a vatinicinarlo hace dos años. Bueno, sí. El vidente Mikel Lizarralde ya predijo a finales de 2016 que el Departamento de Salud se vería envuelto en un «escándalo». Aunque lo hizo sin precisar sus consecuencias.

A finales de 2016, El Diario Vasco juntó a un vidente, una numeróloga y una astróloga para que echaran un vistazo a lo que iba a deparar el futuro en Euskadi. Y quien dio en el clavo fue Mikel Lizarralde, del instituto Izarpe. En aquella ocasión los espíritus, de no muy buen humor, vaticinaron un presagio inquietante para el exconsejero, que al final ha terminado en la picota. «Va a haber un escándalo y se va a producir una situación muy embarazosa con Darpón», se atrevió a adelantar el vidente.

Con un bolígrafo y una hoja blanca delante, Lizarralde fue el primero en ver que Osakidetza acabaría sumido en una grave crisis. En su carta de presentación, Lizarralde advirtió que su trabajo era adivinar el futuro. Pues en esta ocasión, a pesar de que su visión ha llegado dos años más tarde, parece ha bordado su labor. ¡Vaya si lo ha hecho!

Página publicada el 31 de diciembre del año 2016.

En esa hoja en blanco que poco a poco fue rayando con su bolígrafo también predijo otras situaciones que le han dado la razón a Lizarralde. Vaticinó un octubre caliente en lo político. «Ese mes van a producirse situaciones conflictivas que van a dejar mucha huella a nivel social. Alrededor del 17 o 24 serán días tumultuosos, de turbulencia. Octubre va a ser el epicentro del año, todas las situaciones nos dirigirán a él».

Lizarralde, en esta ocasión, no acertó con el día pero sí con el mes. Y es que el referéndum del 1-O sigue siendo el epicentro del debate político año y medio después. En estos momentos todas las miradas están puestas en el juicio del Supremo a once líderes del procés. La mira también estuvo bien calibrada en este vaticinio.

Detalle de la página de El Diario Vasco publicada el 31 de diciembre del año 2016.
Detalle de la página de El Diario Vasco publicada el 31 de diciembre del año 2016.

Pero la cascada de predicciones acertadas no termina ahí. A más de uno se le erizó el bello cuando Lizarralde vaticinó que «veo una carretera nueva, un puente levadizo, quizá en Errenteria o Lezo. Se rompen los anclajes de un puente o sujeción, va a ser muy aparatoso pero no habrá muertos».

El tiro no fue tan certero. El puente que a punto estuvo de venirse abajo no estaba ni en Errenteria ni en Lezo. Estaba en Donostia. En agosto de 2017, una grieta en el puente de Egia forzó su cierre al tráfico. El paso estuvo cortado hasta finales de año. Eso sí, como ya adelantó Lizarralde por suerte no se registraron heridos.