Los robos en empresas continúan

Una vista de varias empresas situadas en el parque empresarial de Itziar-Deba./ANDER SALEGI
Una vista de varias empresas situadas en el parque empresarial de Itziar-Deba. / ANDER SALEGI

Industriales de Itziar sufren cuatro asaltos en la última semana de noviembre

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

Los empresarios del parque de Itziar-Deba están hartos y a la vez indignados por los continuos robos que están sufriendo. Desde que comenzó el año cifran en torno a doce los asaltos que han sufrido, siete de ellos el mes pasado. Su situación de vulnerabilidad les ha llevado a solicitar una reunión con mandos de la Ertzaintza para analizar las medidas que se pueden poner en práctica para frenar esta escalada de delitos.

La desarticulación hace dos semanas por parte de la Policía vasca de una banda profesional especializada en butrones, cuyas acciones generaron una gran alarma entre los empresarios de Gipuzkoa así como de localidades vizcaínas limítrofes, no ha bastado para erradicar el problema. Los robos en el área industrial de Itziar no han desaparecido y aunque en algunos círculos atribuyen estas nuevas acciones a los integrantes del mismo grupo que fue desmantelado, cuyos miembros quedaron en libertad tras pasar por el juzgado, fuentes policiales consultadas descartan esta posibilidad.

Sean o no los mismos, el colectivo empresarial asentado en Deba no puede sino mostrar su preocupación ante la reiteración de las acciones delictivas de las que son víctimas. El último de los intentos se produjo el pasado día 30, en unos de los pabellones, aunque días antes se perpetraron otros tres asaltos.

Detrás de estas acciones se cree que estarían dos individuos aún sin identificar, cuyas actuaciones habrían quedado grabadas por alguna de las cámaras de seguridad existentes en la zona.

El hartazgo de los empresarios resulta más que comprensible. En los once meses transcurridos de este año, el número de robos que han sufrido se elevan a doce cuando por término medio cada ejercicio contabilizan en torno a media docena. Se da además la circunstancia de que siete de ellos se perpetraron en el mes de noviembre, y cuatro de estos después de que la banda de presuntos delincuentes integrada por ciudadanos procedentes de países del este de Europa quedase en libertad tras su desarticulación.

Profundo malestar

Precisamente, la puesta en libertad de los integrantes de dicho grupo ha generado un profundo malestar en el colectivo empresarial de Gipuzkoa. En este sentido, según señalan algunos portavoces, los empresarios no aciertan a comprender que un grupo al que se le atribuyen nada menos que 31 asaltos, con sustracciones en algunos casos de relevancia, quede en libertad, aunque sea con cargos y no se adopten sobre los investigados medidas más severas que la obligación de comparecer semanalmente ante la autoridad y la retirada de pasaportes.

La libertad de los seis encausados, cuatro de ellos serbios, uno albanés y el último esloveno, había puesto fin a una investigación de dos meses de arduo trabajo policial en que tomaron parte agentes de diferentes unidades, desde el Servicio de Investigación Criminal de la Ertzaintza en Gipuzkoa, pasando por otros adscritos a la Oficina Territorial de Inteligencia del mismo territorio y personal de las comisarías de Oria y Hernani. El operativo estuvo dirigido por el Juzgado de Instrucción número 2 de Eibar.

En lo que va de año, el parque empresarial de Deba ha sufrido una docena de robos

El sector no entiende la puesta en libertad de los seis acusados de cometer 31 asaltos

El objetivo no era otro que el de identificar, neutralizar y detener a al grupo que venía dedicándose a la «comisión sistemática» de robos con fuerza en empresas, sobre todo de Gipuzkoa. La Ertzaintza les atribuyó 31 asaltos a recintos industriales, a los que accedían tras la realización de butrones en la mayor parte de los casos, para seguidamente atacar las cajas fuertes que había en su interior, previa inutilización de los sistemas de alarma.

Tras la detención de los investigados, todos ellos fueron conducidos ante la juez a la que no le quedó más alternativa que decretar su libertad provisional después de que el ministerio fiscal no solicitase la prisión para ninguno de ellos.

«Desautorización»

Fuentes empresariales afirman desconocer los motivos que llevaron a la Fiscalía a no pedir una medida privativa de libertad respecto a los detenidos. Aseguran no haber sido informados de los pormenores del caso, de manera, que ignoran si la causa que llevo a la juez a decretar la libertad de los investigados tiene su origen en una valoración de la Fiscalía o en otras circunstancias. Sea cual fuere la motivación, opina que este tipo de actuaciones «desautoriza en cierto modo a la fuerza pública. Ya no nos quedamos tranquilos», aseguran desde el parque empresarial de Itziar.

La ubicación geográfica del polígono debarra tampoco es que resulte la más favorable para los titulares de las industrias. Alejado de cualquier casco urbano y con vías de comunicación no muy transitadas, los ladrones lo tienen muchas veces todo a su favor. Los propios empresarios lo reconocen y algunos de ellos han planteado la posibilidad de dotarse con personal de seguridad, aunque de momento no han dado el paso. Buena parte de ellos, no obstante, han efectuado inversiones importantes en sistemas de seguridad que no siempre han dado el resultado que hubiesen deseado.

Lo que sí tienen previsto realizar los empresarios de Itziar es mantener una reunión con responsables de la Ertzaintza para analizar la forma en la que se podría combatir esta proliferación de acciones delictivas.

Más