Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«Pablo no entiende la decisión del jurado»

Pablo Ibar es conducido a la sala de vistas para conocer el veredicto del jurado. / GIORGIO VIERA

Ibar pasa la noche en una celda antisuicidios de la prisión de Broward tras conocer el veredicto que le declaró culpable | Tanto su mujer Tanya como su padre Cándido pudieron hablar con el preso vía telefónica desde la prisión en la que está recluido

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBAEnviado especial a Florida

Pablo Ibar ha pasado la primera noche en un módulo especial reservado a personas en riesgo de que se puedan autolesionar. No porque el preso de origen vasco, que el sábado conoció el veredicto que le declaraba culpable de tres asesinatos en primer grado, albergase la mínima sospecha de atentar contra su persona. Más bien se trata de una medida de carácter meramente preventivo que la administración penitenciaria de Estados Unidos implementa de manera casi sistemática en aquellos casos de pena grave y, lógicamente, este es uno de ellos.

 

Fotos