Contradicciones en la declaración del principal testigo contra Pablo Ibar

Gary Foy fue quien afirmó haberle visto de copiloto en un vehículo tras huir de la casa donde se cometieron los tres crímenes

A. S. J. SAN SEBASTIÁN.

Era uno de los testimonios más esperados en el nuevo juicio a Pablo Ibar. La declaración del testigo Gary Foy es uno de los elementos que puede decantar la balanza a favor o en contra del preso de origen guipuzcoano en este proceso, ya que su versión y el vídeo de videovigilancia grabado en el interior de la casa de Casimir Sucharski, donde se cometieron los asesinatos de los que se le acusan, fueron las dos únicas pruebas por las que se condenó a Ibar a muerte en el año 2000.

La sexta jornada del juicio comenzó con la declaración de Foy, quien preguntado por la Fiscalía testificó que él pasaba en coche por la calle del lugar de los hechos y que los dos perpetradores de los hechos salieron de la casa y se metieron en el Mercedes Benz de Sucharski y le siguieron hasta el siguiente semáforo. El testigo señaló que pudo verles por el retrovisor, aunque utilizó expresiones imprecisas para explicar el tiempo durante el que pudo observarles como «mucho tiempo» o «largo rato».

Asimismo afirmó que en el reconocimiento fotográfico tenía claro que Ibar era la persona que vio en el asiento del copiloto, pero que también señaló más fotos porque su mujer le había dicho que no se inmiscuyera en el asunto. De ahí la razón, según declaró, de que finalmente seleccionara a Ibar y a otra persona.

Parecido razonable

Sin embargo en el contrainterrogatorio iniciado por la defensa de Pablo Ibar, Gary Foy entró en varias contradicciones, cambiado las respuesta de una pregunta a otra. El testigo llegó incluso a admitir que la persona de la foto extraída del vídeo se parecía, igual que Ibar, a un amigo suyo con el que iba a la bolera con regularidad. Asimismo, en muchas de las preguntas admitió que no recordaba bien lo ocurrido, como aquella en la que le volvieron a insistir sobre la duración del tiempo en el que coincidió con el otro coche en el semáforo.

Además de Gary Foy, también inició su declaración el exdetective Paul Manzella, quien narró su primer encuentro con Ibar, el registro de su domicilio y el de su madre y cómo organizó la identificación fotográfica.

 

Fotos

Vídeos