LA DESPENSA

Carne de avestruz, una fuente muy rica en proteínas

La carne de avestruz es cada vez más reconocida en todo el mundo. /
La carne de avestruz es cada vez más reconocida en todo el mundo.

Es considerada carne roja, pese a que tiene un contenido graso menor que el resto

La gastronomía europea está integrando toda clase de novedades en los últimos años, y una de ellas es la carne de avestruz. Se emplea como fuente autóctona de carne en Australia, pero finalmente se ha extendido al continente europeo. Además de la revolución gastronómica, influye la rentabilidad de su cría, que produce carne, cuero y huevos, siendo valoradas en algunas cocinas las entrañas. La carne de avestruz se considera carne roja, pero tiene un contenido graso menor (3 gramos por cada 100, frente a los 10,5 de la carne de vaca o los 15,2 de la carne de cerdo), y también niveles de colesterol más bajos que otras carnes.

El consumidor ha aceptado sin problemas esta carne, ya que la carne de avestruz posee ciertas similitudes en sabor y textura con la carne roja (especialmente con la de ternera), siempre y cuando se sirva en grandes cantidades. En pequeñas porciones, por el contrario, es confundida con la carne de pavo o pollo.

¿Qué parte del avestruz se come?

La carne de avestruz proviene de las patas, muslos y de su parte trasera. Este animal no tiene 'pechuga', a diferencia del pollo o el pavo. La grasa del avestruz está concentrada en ciertas partes de su anatomía, y es posible hacer cortes limpios sin mezclar carne con grasa.

La carne de avestruz puede ser de gran ayuda para la alimentación deportiva

Beneficios de la carne de avestruz

La carne de avestruz destaca por su alto contenido en proteínas, y por la calidad de éstas, puesto que son una proteínas muy puras. Aquellos que practican deporte la consideran fundamental para dotar al organismo de lo que realmente necesita. Y es que es una gran ayuda para reponerse después de entrenamientos, y potencia el crecimiento muscular y el desarrollo de las fibras que los conforman. A su vez, la carne de avestruz es una carne casi libre de grasa, y llena de nutrientes (brindando un alto aporte vitamínico y mineral).

¿Cómo degustar la carne de avestruz?

Como se ha mencionado previamente, los fanáticos de la res encontrarán que la carne de avestruz es muy similar, pero es más blanda en boca, con menos colesterol, grasas y calorías. A la hora de cocinarla, es importante tener en cuenta que la carne puede perder humedad rápidamente, quedando dura y/o desagradable. Para ello, la recomendación es hacer cocciones rápidas.

Es muy versátil y permite hacer distintos platos, ya sea un pedazo a la plancha o hamburguesas. Se puede degustar el solomillo de avestruz (es muy aconsejable a la pimienta verde), el filete (una de las recetas más habituales es con salsa de pasas) o las diferentes piezas de embutido; incluso el cuello, a la milanesa, o el hígado, con crema de leche y setas. Cada cual puede probar distintas recetas, con el adelanto de que su sabor recuerda a la carne de res.

Otros artículos sobre carne