Tenis

Toni Nadal: «Ganar gusta mucho, y el reto de levantar otro trofeo es lo que sigue motivando a Rafael»

Toni Nadal participó ayer en la segunda edición del evento 'Gure Lurra' de la Diputación de Gipuzkoa./MICHELENA
Toni Nadal participó ayer en la segunda edición del evento 'Gure Lurra' de la Diputación de Gipuzkoa. / MICHELENA

El tío y extécnico del tenista de Manacor no se arrepiente de haber dejado de dirigir a su pupilo y avanza que la competencia en 2019 será más intensa

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

Ha dejado el banquillo del mejor jugador del mundo para volver a entrenar a jóvenes y mostrarles cuál puede ser el camino hacia el éxito. Toni Nadal (Manacor, 1957) dejó hace doce meses de ser entrenador de su sobrino, Rafael Nadal, para ser solo eso, su tío. Ahora es director de la Academia Rafa Nadal de Manacor donde se forman centenares de jóvenes deportistas. Aun así, no pierde ojo de la trayectoria de su sobrino, al que siempre se refiere como Rafael, valora sus principios y le defiende de las críticas. También analiza sus rivales y mira hacia el futuro.

- Año 1 desde que dejó de ser oficialmente entrenador de su sobrino, Rafael Nadal. ¿Qué balance hace del curso tanto en lo personal como en lo profesional?

- Mi vida ha cambiado. Antes hacía una cosa que me gustaba mucho que era estar en el circuito profesional y tenía la suerte de entrenar a un chico como Rafael y ahora hago otra cosa que también me gusta que es estar en la academia de Rafael y poder dar alguna charla por España. Antes nunca tuve la sensación de trabajar porque aunque me tuviera que ir a Australia un mes o a Nueva York no tenía la sensación de trabajo, ya que hacía aquello que exactamente me gusta. Ahora tengo más sensación de trabajo.

- ¿Cree que la vida de Rafa ha cambiado?

- Rafael sigue haciendo lo mismo. Hablamos mucho menos. Ahora trabaja con otro entrenador y le sigue marchando bien.

- ¿Se arrepiente de esa decisión de dejar de entrenar a su sobrino?

- La decisión fue mía y no fue consensuada. Yo creí oportuno apartarme y entendí que Rafael ya no requería de mis servicios y listo.

- Insisto, ¿se ha arrepentido de la decisión durante este año?

- No. Evidentemente cuando veía a mi sobrino en Australia sentía que me hubiera gustado estar ahí, pero creo que en la vida uno tiene que dar pasos y llegó el momento de irme.

- ¿Ha sido Toni el que ha echado más de menos a Rafa este año o ha sido al revés?

- No creo que Rafael me haya echado mucho de menos y yo en algún momento sí que he extrañado algún viaje. Cuando viajaba a París, Nueva York o Roma me encantaba estar allí y ahora tengo que estar en Manacor. Pero también he podido hacer cosas que me han divertido y entretenido mucho. He vuelto a estar en contacto con los chicos de la Academia, he vuelto a entrenar a jóvenes y a ayudarles, y he disfrutado de más tiempo con mi familia.

«No creo que Rafael me haya echado de menos. Yo sí que he extrañado no acudir a algún torneo» AÑO 1 DESPUÉS DE RAFA

«Los jóvenes han dado el paso. A Roger y Rafael les costará cada ves más lograr otro Grand Slam» OCASO DE LOS VETERANOS

«Nadal volverá a entrenar el 4 de diciembre y si la salud le respeta seguirá jugando unos años más» FUTURO

- Rafa ha concluido la temporada como el tenista con más torneos ganados (5) aunque es prácticamente la mitad que en sus años prolíficos. ¿Qué valoración hace?

- El año ha sido muy bueno, con la pega de las lesiones que le han hecho retirarse de dos Grand Slam (Open de Australia y US Open). Creo que el año podría haber sido magnífico si hubiera tenido un poco más de suerte. Hubiera podido ganar Wimbledon otra vez... En Australia también lo estaba haciendo bien hasta la lesión y en Nueva York estaba cerca. Las lesiones han ensombrecido un poco la temporada, pero la campaña si hablamos de tenis, ha sido muy buena.

- ¿Cómo se encuentra ahora Rafa? ¿Volverá con garantías para Australia?

- Rafael tomó la decisión de operarse de un problema que tuvo en un entrenamiento y el médico de la Federación le recomendó hacerlo. Y según hablé con él, su intención es iniciar los entrenamientos el próximo 4 o 5 de diciembre. Tendrá más de un mes para llegar en buenas condiciones al Open de Australia.

- Se avecina un 2019 interesante después de un curso en el que ha habido mucha competencia entre los mejores del ranking. Parecía otro año con Rafa y Roger como principales favoritos...

- La verdad es que yo dije desde el comienzo que Djokovic iba a estar arriba otra vez cuando él quisiera ya que su calidad era demasiado alta para no contar con él. Me sorprendía que la gente dejara de tenerlo presente tan rápidamente. Puede que en 2019 se termine de dar el cambio de generación que se va apuntando. Los jóvenes han dado un paso importante este año. Karen Khachanov fue capaz de imponerse a Djokovic en la final del Masters de París, Alexander Zverev se ha impuesto también a Nole en Londres, Shapovalov es el más joven pero puede seguir avanzando... Hay un grupo muy nutrido con Coric o Thiem que están a punto de dar el salto definitivo. Rafael, Djokovic, Federer y compañía saben que se la tendrán que jugar con estos jóvenes.

- Y no debemos olvidarnos de Del Potro o Murray.

- Del Potro es otro que ha tenido problemas constantes y a veces nos olvidamos de él porque le ha faltado continuidad. Es complicado jugar con tantos problemas. Pero al igual que Murray, si se recuperan, serán rivales muy difíciles de batir.

- Ha confesado esta semana en un artículo de opinión que ve difícil que Roger Federer vuelva a levantar un Grand Slam. ¿Sostiene esa postura?

- Yo decía, con todo mi respeto, que llega un momento en que será difícil que con 38 años pueda ganar un torneo con partidos a cinco sets. Alguna opción tendrá en Wimbledon, pero cada año que pasa me parece más difícil. Lo mismo que me pasa con Rafael.

- El duelo entre Rafa y Roger alcanza los 48 partidos, pero en 2018 por segunda vez en 15 años no se han visto las caras sobre la pista. ¿Ese duelo ya pertenece a la historia?

- Tarde o temprano se va a dar esa posibilidad de que dejen de enfrentarse. Antes a las grandes finales llegaban casi siempre Roger, Novak y Rafael, pero una vez que se abre el abanico de candidatos es más fácil que alguno de ellos falle. Es ley de vida, supongo que se dará algún enfrentamiento más pero cada año será más difícil.

- Se han escrito varios libros sobre esa rivalidad. ¿Cree que esa historia podría llevarse al cine como se ha llevado el enfrentamiento entre Borg y McEnroe?

- Lo mismo que Borg y McEnroe eran dos estilos totalmente diferentes, uno basado en el ímpetu y en la habilidad y el otro más constante, uno correcto y el otro no; yo creo que en el caso de Federer y de Nadal hay esa yuxtaposición. Por un lado el tenis clásico y elegante y el otro con más brío y más pasión. Son estilos diferentes y pienso que sí que podría ser interesante que se lleve a la gran pantalla.

- ¿Ese brío de Nadal tiene fecha de caducidad?

- Todo en la vida tiene fecha de caducidad. Y Rafael cuando él la note se despedirá del circuito.

- De momento no la nota.

- Por lo que yo sé, él tiene ganas de seguir unos cuantos años más. Y si el cuerpo le responde así lo hará.

- Después de 80 títulos, dos medallas de oro olímpicas, decenas de semanas en el número 1... ¿qué le mueve a Rafa para seguir compitiendo cada semana?

- Lo primero es el reto personal de seguir estando allí, estar motivado y demostrarte a ti que eres capaz de volver a ganar. Ganar gusta mucho y tener la posibilidad de levantar otro trofeo en el Godó, en Montecarlo, en Roland Garros, en Wimbledon o en el US Open hace que Rafael se motive.

«Rafael nunca me faltó al respeto, si se hubiera comportado así, me habría marchado antes» POLÉMICA MUGURUZA-SUMYK

«Hubo indicaciones para que no se hicieran fotos, no entiendo las críticas, Rafael es un vecino más» INUNDACIONES EN MALLORCA

- ¿Los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 son un objetivo?

- No un objetivo a día de hoy porque se buscan otros más cercanos, pero sí es una ilusión estar otra vez en unos Juegos Olímpicos. Creo que a él le gustaría mucho.

- De vez en cuando se convierten en noticia relaciones o conversaciones duras entre entrenadores y jugadores. Una de las últimas tuvo como protagonistas a Garbiñe Muguruza y a su 'coach' Sam Sumyk. Sobre la misma pista discutieron y él la mandó a paseo. ¿Le ha ocurrido alguna vez algo similar en su etapa con Rafa?

- No, nunca. No hubo una sola vez en la vida en la que Rafael me haya faltado al respeto.

- ¿Y si hubiera pasado?

- Me habría ido. Es inaceptable. La vida es una cuestión de respeto y faltaría más que si yo estoy para ayudar, Rafael me faltara al respeto. Si se hubiera comportado así me hubiera marchado. Rafael no ha tenido nunca en la vida una falta del respeto hacia mi persona ni hacia cualquiera de los integrantes del equipo. Es una cuestión de forma de entender la vida. Es cierto que en ocasiones los jugadores tienen nervio y explotan pero deben aprender a dominárselos.

- También ha habido una polémica reciente con algunas actitudes de tenistas con las toallas y los recogepelotas.

- Yo no quiero meterme en ese tema. Parece que hay una serie de gente que no tiene espejos en sus casas y son salvadores del mundo y quieren que el comportamiento de los demás sea impoluto. Y no lo quieren para que el mundo sea mejor sino para demostrar que ellos son excelentes. Yo conozco a Fernando Verdasco y la escena la vi en el internet y perdió los nervios porque uno va con la premura del tiempo, pero en ningún momento quiso tener un acto irrespetuoso con el recogepelotas ni nada similar. Hay cosas que son demasiado hoy en día.

- Vimos recientemente a Rafa ayudando tras las inundaciones en Mallorca como un vecino más. La foto fue portada de 'The Times' y la gran mayoría alabó la acción, pero otros la calificaron de postureo. ¿Qué le parecieron esas injustificadas críticas?

- Hay mucha gente dispuesta a criticar. Yo procuro no dar nunca valor a esas opiniones. La gente que está dispuesta a opinar mal de los demás de lo que realmente opina mal es de ellos mismos. El hecho de Rafael fue algo que le salió del corazón. Yo también fui a ayudar y no es nada destacable, ni lo mío ni lo suyo. El mismo gesto de Rafael lo hizo mucha gente. Algunos se creen que porque Rafael salga en la tele o en los periódicos no puede hacer lo que tú haces y eso es la gran equivocación. Rafael no tuvo interés en que saliera ninguna foto porque quiso que todo se produjera con normalidad y dejó encargado que nadie hablara con la prensa en la Academia para explicar lo que estaba haciendo. Entonces, si ya sabemos como es el mundo, no podemos pedir que todos seamos correctos o sensatos. Si hay imbéciles, que los haya, y los debemos aguantar.

Más