Irun se suma al proyecto de bibliotecas libres

Libros libres. Juncal Eizaguirre y José Antonio Santano, ante la estantería de Almirante Arizmendi./DE LA HERA
Libros libres. Juncal Eizaguirre y José Antonio Santano, ante la estantería de Almirante Arizmendi. / DE LA HERA

El CBA creará una sección de lectura fácil con textos adaptados para personas con dificultades de comprensión que quieran acercarse a la literatura

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

El Día del Libro, celebrado el 23 de abril con las lecturas públicas en el CBA y la feria en los jardines de Luis Mariano, contaba con otra actividad en su programa: las bibliotecas libres. Se trata de un fenómeno internacional, también conocido como 'bookcrossing', que se ha establecido ya en numerosas ciudades. Consiste en instalar pequeñas estanterías u otros soportes que permitan colocar libros en plazas y parques urbanos.

Cualquier ciudadano tiene acceso gratuito a los volúmenes, bien para disfrutar de la lectura en el parque o plaza, o bien para llevarse un ejemplar y depositar otro, con el fin de que haya intercambio y las bibliotecas libres se mantengan vivas.

En Irun, los lugares elegidos para instalar las bibliotecas móviles han sido El Pinar, la plaza Txanaleta y la calle Almirante Arizmendi -en la entrada al Centro Comercial Mendibil-. El CBA nutrirá de títulos a estos tres soportes, fabricados con material reciclado, que constituyen la experiencia piloto del bookcrossing irunés.

«Esperamos que esta iniciativa tenga recorrido y que los libros formen parte del paisaje urbano»

«Animamos a la ciudadanía a que intercambie libros para dar vida a este proyecto»

Títulos como 'Memorias de Cleopatra' de Margaret George, 'El imperio' de Kapuscinski, 'Dorian Grayren egiazko erretratua' de Oscar Wilde, 'Robinson Crusoe' de Daniel Defoe o 'El último Don' de Mario Puzo ocupaban ayer la biblioteca libre instalada en Almirante Arizmendi, a la que se acercaron el alcalde de Irun, José Antonio Santano, y la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre.

«Nos gustaría que esta iniciativatuviera mucho recorrido de cara al futuro», señalaba el alcalde. «Es una experiencia piloto para poner en marcha bibliotecas libres como las que existen en muchas ciudades europeas, algunas muy cercanas a Irun, como es el caso de Hendaya. El Ayuntamiento pone a disposición de los ciudadanos cultura en la calle; libros en euskera y castellano de poesía, novela y ensayo. Lo que pretendemos es que estas bibliotecas libres formen parte del paisaje urbano de Irun. En el fututo, serán más de tres y tendrán una estructura más duradera».

«Queremos promover un acceso universal a la lectura y animar a la ciudadanía a que intercambie libros», añadía Juncal Eizaguirre. Las estanterías de las bibliotecas libres se ocuparán con fondos municipales de la Biblioteca CBA, «con la idea de que los ciudadanos puedan llevarse el libro que les interese y lo sustituyan por otro, manteniendo así viva la iniciativa», añadió Eizaguirre.

Otro de los proyectos que el área de Cultura quiere impulsar es que Irun se «sume al movimiento de la lectura fácil. Se trata de adaptar diferentes textos a un lenguaje mucho más sencillo y accesible para personas que puedan tener alguna dificultad de comprensión lectora o para personas extranjeras que no dominen el idioma», explicaba la delegada. «En el CBA se va a crear una sección de literatura fácil y desde allí alimentaremos las librerías móviles, también con este tipo de libros», añadía.

Más