El queso de Julen Arburua, el mejor del año en Ordizia

Los ganadores del concurso de quesos./JOSÉ MARI LÓPEZ
Los ganadores del concurso de quesos. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El segundo puesto del 'XLVI Concurso de Queso elaborado por pastores' ha sido para Joseba Insausti, seguido de Ander Barandiaran, Remiro y Mausitxa

Elisa Belauntzaran
ELISA BELAUNTZARAN

«Haber ganado la primera vez era un sueño y repetirlo este año, es indescriptible». Julen Arburua no acababa de creer que había logrado por segundo año consecutivo ganar el gran premio del concurso de queso Idiazabal de Ordizia, uno de los mayores galardones para los productores del sector.

Rodeado de sus padres Antonio y Maddi, el joven pastor de Lekaroz levantó el máximo galardón que recibió de las manos del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y Adur Ezenarro, alcalde de Ordizia, con una amplia sonrisa que reflejaba su alegría y no era para menos. Arburua reconocía que «el queso del año pasado era mucho mejor o eso creo, pero este también debía estarlo según parece». Así lo decidieron los miembros del jurado de esta 46 edición del concurso de queso de Ordizia que premiaron el queso ahumado del pastor baztandarra que contó que se trata de un queso elaborado «el 23 de febrero. Con una buena curación y un toque de ahumado, de buen sabor, equilibrado...».

Poco más acertaba a decir Julen después de haber sido galardonado, aunque reconocía estar «contento, muy contento» tras repetir en Ordizia. El pastor navarro de 27 años que regenta la quesería S.C. Kortaria, en Lekaroz, aseguraba que esperaba estar entre los finalistas, pero reconocía que ganar era algo difícil. Sobre todo, porque lograr el máximo galardón en Ordizia es un reto importante porque los mejores pastores no dejan nunca de estar en la feria extraordinaria por excelencia.

De hecho, los cinco primeros quesos premiados de los 47 que se presentaron al concurso de este año, eran obra de nombres con gran peso en la denominación de origen Idiazabal. La mayoría fueron presentados por pastores guipuzcoanos. Un total de 21 fueron los que optaban al máximo galardón como representantes de Gipuzkoa Trece llegaban de Alava, tres de Bizkaia y diez de Navarra.

El segundo puesto de esta edición fue el pastor ordiziarra para Joseba Insausti. El tercero, para Ander Barandiaran de Idiazabal que precedía a Ricardo Remiro de Eulate y Jexus Ansola de Elgoibar.

Tras la entrega de premios llegaba otro de los momentos más esperados en la feria extraordinaria de Ordizia, la subasta de la mitad del queso ganador del concurso. Mitad, que una año más, despertó gran interés por hosteleros guipuzcoanos. La puja estuvo marcada por representantes de Garrantxo elkartea y el chef Pablo Soto del restaurante donostiarra Beti Jai Berria. Al final, Soto pujó 9.000 euros por la preciada pieza de la subasta. Cuarta cifra más alta alcanzada en los 40 años de esta subasta, después de que en 2014, se pagaran 13.050 euros por Ampo Sociedad Cooperativa de Idiazabal. En 2018, la mitad del queso elaborado por Arburua fue adquirida por los organizadores del congreso San Sebastián Gastronomika, por 8.750 euros. El dinero recaudado en la subasta de esta edición también se destinará a la organización de diferentes actividades en el asilo de ancianos del mismo Ordizia.

Seis guipuzcoanos en la final

Los responsables de la 46 edición del concurso de Ordizia se mostraban muy satisfechos del nivel de los quesos presentados al certamen. Aseguraban que el nivel entre los participantes que pasaron la primera criba «era muy bueno» y que la puntuación entre los catorces clasificados que pasaron a la final estuvo muy igualada.

Entre los finalistas de este año se encontraban, seis pastores guipuzcoanos, cuatro navarros y cuatro alavases. Aizpea E. Z. de Olaberria, Patxi Otaegi Labaka de Beizama y Beñat Egaña Albizu de Mutriku completaba la lista de representantes de Gipuzkoa en la final junto a Insausti, Barandiaran y Mausitxa. Los navarros entre los más puntuados ayer en Ordizia, además de Arburua y Remiro, fueron Ana María y Xabier Bengoetxea Lastiri de Urdazubi y Marta Pérez Loperena de Egozkue. Los alaveses que llegaron a la final fueron Eli Gorrotxategi y José Mari Jauregi de La Leze de Ilarduia, Patxi López de Uralde Fernández de Larrea, Unai Lekuona Ruiz de Luzuriaga de Araia y Zabaleta S.C. de Munain.

La crème de la crème en el mundo del queso, en la que los más veteranos reconocen que una nueva generación se está abriendo camino entre los más veteranos. Aseguraban que el relevo generacional está llegando entre los pastores vascos y los más veteranos acogen con gran satisfacción porque como reconocían, «esa es buena señal. Eso significa que este oficio sigue vivo».

De hecho, el galardonado de esta edición, Julen Arburua comentaba que esta era la cuarta campaña como elaborador de quesos. Arburua pasó por la escuela de pastores de Arantzazu en los años 2010 y 2011. El ganador más joven hasta la victoria de Arburua en 2018, había sido el zeanuriarra Jon Etxebarria, también ex alumno de Arantzazu, quien logró la txapela con 31 años.

Giro ezin hobea bertako produktu bikainak erosteko

Eguraldia lagun izan zuen aurtengo Ordiziako azoka bereziak. Goizetik jendea kalera irten zen Euskal Jaiak parte hartzera. Bertan, fruitu eta barazki lehiaketa, perretxiko erakusketa, euskal oiloen lehiaketa eta Gipuzkoako Piriniar Arrazako Behi-Azienden lehiaketak burutu ziren Ordizian. Aipatzekoa da, eguerdi partean, Pedro Katarin abeltzain

idiazabaldarra omendu zutela, bizi osoa ofizio honetan eman eta gero. Bestalde, plaza eta kale desberdinetan jarritako 300 postuetan Goierriko produktu onenak bertatik bertara ikusi, erosi eta dastatzeko aukera izan zuten feriara inguratu zirenek. Asteazkeneroko azoka ere apain zegoen Plaza Nagusian. Jende ugari ikusten zen atzokoan ordiziako plaza eta kale nagusietan. Hala ere ikusmira handiena frontoi txikian egon zen eguerdi partean batez ere. Bertan lehia estua izan zen podiumeko postuetan. Arburuak 8,28ko puntuazioa lortu zuen. Bigarren saria Ordizian gelditu zen, Insaustik 8,2 puntu lortu eta gero. Ander Barandiaran idiazabaldarrak eskuratu zuen brontzea 8.05 puntuekin. Berezitasunen artean, esan orain arte inoiz ez zen txapela ematen, baina aurtengoan irabazleak hari urdinez bordatutako txapela janzteko aukera izan zuen.

Jose Mari Ustarroz, presidente de la denominación de origen Idiazabal, se mostraba satisfecho con el resultado de esta edición en la que comentaba «ha habido menos representantes que en ediciones anteriores, pero quiero pensar que la venta hasta el momento ha sido muy buena y no han necesitado venir a la feria de Ordizia para vender lo elaborado en esta temporada». Ustarroz reconocía que «los datos de producción han sido muy buenos y en general, los pastores se muestran satisfechos por la calidad de queso que han elaborado». Afirmación que confirmaba Jexus Ansola de Mausitxa de Elgoibar que aseguraba que «el invierno fue muy suave y el verano ha ido muy bien. Ha habido dos semanas en las que se ha notado cierta sequía pero por lo demás, no nos podemos quejar».

Más