Estudiantes de Antigua-Luberri visitan Lakunza, firma mentora de STARTinnova

Los estudiantes del instituto Antigua-Luberri, con responsables de Lacunza, en su visita al centro de idiomas. / JOSÉ USOZ
Los estudiantes del instituto Antigua-Luberri, con responsables de Lacunza, en su visita al centro de idiomas. / JOSÉ USOZ

El programa busca fomentar actitudes emprendedoras entre los jóvenes participantes y dotarles de herramientas para la creatividad

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO SAN SEBASTIÁN

Estudiantes del instituto donostiarra Antigua-Luberri han visitado las instalaciones de Lacunza, empresa mentora que ha apoyado su participación en STARTinnova, concluyendo así su participación este año. Este programa es una iniciativa para el fomento del emprendimiento creada e impulsada por El Diario Vasco, que en esta sexta edición cuenta con la participación de más de 800 estudiantes guipuzcoanos, principalmente de entre 16 y 17 años, de un total de 38 centros de Bachillerato y Formación Profesional.

STARTinnova tiene como objetivo fomentar entre los jóvenes participantes actitudes emprendedoras útiles para afrontar las diferentes facetas de sus vidas con habilidades y herramientas que les permitan ser autónomos, tomar las riendas de sus proyectos y aportar soluciones innovadoras a los retos cada vez más complejos que se plantean.

El programa STARTinnova enseña que la actitud emprendedora no solo es útil a la hora de poner en marcha negocios, sino también para que personas con sensibilidad social apuesten por iniciar proyectos que solventen problemas relevantes para nuestra sociedad.

«Habilidades del siglo XXI son pensamiento crítico, colaboración, constancia y capacidad comunicativa»

Centros escolares y empresa

Lacunza, academia de idiomas que este año ha cumplido su 60 aniversario enseñando inglés y francés a los guipuzcoanos, ofreció, el pasado 21 de marzo, una visita guiada a sus instalaciones a los 23 estudiantes del instituto Antigua-Luberri de Donostia con los que hace de mentor, dentro de su participación en STARTinnova.

Durante el recorrido por las instalaciones, los estudiantes de Antigua-Luberri tuvieron la ocasión de conocer el funcionamiento normal de una empresa de idiomas como Lacunza, de la mano de Emma Heyderman, directora de Educación, e Iñaki Letamendia, director de Marketing.

Iñaki Letamendia destacó en su charla ante los escolares que «en los valores y filosofía de Lacunza está la innovación. Recorrer ese camino junto con los estudiantes nos ayuda a reforzar el compromiso con el espíritu innovador. Además, desde nuestro punto de vista, la iniciativa STARTinnova refuerza los puentes entre empresa y educación. Compartimos talento y conocimiento con los alumnos y colaboramos apoyando su formación preparándoles para el futuro».

El programa STARTinnova quiere contribuir, mediante esta actividad, a estrechar lazos de colaboración entre el mundo educativo y las empresas. Esta vinculación se articula en torno a la figura del mentor, firmas que estando comprometidas con el fomento de comportamientos emprendedores, como es el caso de Lacunza, hacen de consejero o guía a uno de los centros participantes en la iniciativa.

Esta relación permite a los estudiantes conocer la realidad de una empresa y los retos a los que se enfrenta por medio de visitas como la realizada por los estudiantes de Antigua-Luberri a esta firma donostiarra, además de reforzar la propuesta formativa de STARTinnova.

«En Lacunza intentamos potenciar las habilidades fundamentales del siglo XXI: pensamiento crítico, colaboración, creatividad, capacidades comunicativas y la constancia en la consecución de objetivos», explicó en su intervención Iñaki Letamendia. «Es importante inculcar la idea de que los problemas complejos se pueden superar con actitud emprendedora, trabajo y soluciones creativas. Se trata de aplicar nuevos enfoques y nuevos métodos a la tarea que en cada momento se está acometiendo».

e-learning propio

La base metodológica sobre la que se asienta STARTInnova radica en una plataforma de e-learning que conjuga conceptos teóricos con ejercicios interactivos y encuentros itinerantes con emprendedores celebrados en un centro diferente cada vez.

Los alumnos trabajan en grupos de cinco -siempre bajo la tutoría de un profesor del centro educativo- para ir interiorizando, a lo largo de las cuatro fases de que se compone el programa, los elementos que fomentarán en ellos el espíritu emprendedor que es el objeto de esta iniciativa.

Con la visita a las instalaciones de su empresa mentora, Lacunza, estos 23 alumnos del instituto Antigua-Luberri finalizaron su participación este curso en STARTinnova. A partir de ahora, la creatividad y las soluciones innovadoras están de su parte.