Darpón niega que haya «delito» en la OPE, pero eleva a ocho las pruebas investigadas

Jon Darpón, consejero de Salud, y María Jesús Múgica, directora general de Osakidetza, durante la comparecencia de ayer en el Parlamento Vasco./BLANCA SÁENZ DEL CASTILLO
Jon Darpón, consejero de Salud, y María Jesús Múgica, directora general de Osakidetza, durante la comparecencia de ayer en el Parlamento Vasco. / BLANCA SÁENZ DEL CASTILLO

Los nuevos expedientes se van a abrir en las categorías de Medicina Intensiva, Urología, Traumatología y Aparato Digestivo

Iker Marín
IKER MARÍNSAN SEBASTIÁN.

Ni filtraciones, ni delito alguno. Es uno de los grandes titulares, no el único, que dejó la maratoniana jornada celebrada ayer en el Parlamento Vasco en la que se dio cuenta del resultado de la investigación puesta en marcha para el esclarecimiento de las supuestas irregularidades en el proceso de la OPE de Osakidetza. La cúpula directiva del Departamento de Salud, Osakidetza y el IVAP compareció ante los partidos políticos para intentar aclarar un caso que se destapó el pasado 1 de junio con la primera denuncia y que a día de hoy no tiene fecha final. Ayer se anunció que en septiembre la polémica sobre la OPE de Osakidetza volverá al Parlamento una vez concluida la investigación psicométrica de la Universidad de Oviedo sobre las 86 categorías sanitarias puestas en liza.

Pese a dejar claro que «no se ha objetivado delito alguno», el consejero de Salud, Jon Darpón, anunció que Osakidetza va a abrir nuevos expedientes informativos en cuatro especialidades médicas: Aparato Digestivo, Medicina Intensiva, Traumatología y Urología. La decisión se toma aplicando «cuatro criterios matemáticos establecidos para tomar decisiones junto al análisis de las actas», dijo. Aclaró que este paso no significa que estas pruebas se vayan a repetir, «en base a la investigación se tomará la decisión». De este modo, Osakidetza ha abierto ya ocho expedientes informativos y en tres de ellos, Cardiología, Anestesia y Angiología y Cirugía Vascular, se van a repetir 5 pruebas. El consejero aclaró que «nuestra respuesta será inmediata y firme» si desde los tribunales se observan «anomalías».

En este sentido, y a pesar de que, «de momento» Osakidetza carece de pruebas que permitan dirimir responsabilidades personales, en al menos un caso sí parece haber reunido suficientes indicios como para abrir un primer expediente disciplinario a un jefe de servicio, miembro de un tribunal, que, al parecer, favoreció en el examen a una médico de su equipo.

Cronología del caso

1 de junio
Escrito de denuncia
Recepción en Osakidetza de un supuesto caso de irregularidad en la categoría de Angiología y Cirugía Vascular. Osakidetza decide la apertura de un expediente de investigación.
4 de junio
Resultados de las pruebas
El Consejo de Administración de Osakidetza se reúne y acuerda realizar un análisis exhaustivo de coherencia de resultados. Se encarga el estudio a la Universidad de Oviedo.
5 y 6 de junio
Expedientes de investigación
Se abren 4 en las categorías sospechosas. Reunión con el Ararteko.
7 de junio
Comisión de seguimiento
Se reúne para contrastar las medidas a tomar.
8 de junio
Parlamento Vasco
Osakidetza adquiere el compromiso de investigar lo ocurrido y tomar medidas.
11 de julio
Repetición de exámenes
Una vez cerrados los 4 expedientes abiertos y recibidos los análisis psicométricos, los tribunales de Cardiología, Angiología y Cirugía Vascular deciden repetir varios exámenes.
19 de julio
Nuevos expedientes
El consejero de Salud anuncia 4 nuevos expedientes informativos en la pruebas de Urología, Traumatología, Aparato Digestivo y Medicina Intensiva.
Septiembre 2018
Parlamento Vasco
Resultado y conclusiones de las 86 categorías.

Según supo ayer este periódico, a la vista de las pruebas reunidas, el jefe de Pediatría del hospital de Txagorritxu, Juan Ignacio Montiano, tendrá que explicar por qué incluyó en la parte práctica del examen un caso visto en su hospital de una enfermedad rara, la fiebre Q crónica, que no entraba en el temario. La fiebre Q crónica es una patología muy poco frecuente, y lo es menos en niños. Los datos facilitados a los aspirantes para el esclarecimiento del caso tampoco coincidían con lo expuesto en la bibliografía que se les facilitó para preparar la OPE. Eran tan «confusos e incluso contradictorios», que resultaba «prácticamente imposible llegar a su diagnóstico y, por tanto, a la resolución de las preguntas formuladas». Una veintena de opositores lo vieron así y Osakidetza optó por la adopción de dos medidas. La primera, anular esta pregunta del examen. La segunda, investigar al miembro del tribunal sobre el que se ciernen las sospechas.

Expediente a los anestesistas

Osakidetza, que también ha llevado a la Fiscalía los expedientes de las cuatro primeras categorías investigadas hasta el momento, revela que «los nuevos expedientes también serán remitidos al Ministerio Público». No es este el único movimiento que va a dirigir en este sentido hacia la Fiscalía. Durante su comparecencia, la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, anunció que a tres de los opositores que han denunciado públicamente las irregularidades de la OPE, los tres médicos anestesistas del hospital del Alto Deba de Arrasate, «se les ha abierto un expediente». Múgica comunicó que «varios opositores recurrieron a los tribunales para solicitar aclaraciones que revelan una tentativa de actuación fraudulenta por su parte». Múgica confirmó que son «los mismos que han acudido junto a Elkarrekin Podemos y el sindicato ESK ante notario. Este expediente está ya en manos de la Fiscalía».

Los responsables de Osakidetza, dijeron mostrar la «máxima disposición» a colaborar con el Ministerio Público, y señalaron que han tenido varias reuniones con el Ararteko para mantenerle informado de los pasos que se están dando. Manuel Lezertua comunicó la primera semana de junio el inicio de un expediente de oficio para conocer las actuaciones de Osakidetza y el IVAP en torno a estos procedimientos que pueden tener los días contados para futuras Ofertas Públicas de Empleo.

El jefe de Pediatría de Txagorritxu, al parecer, favoreció en el examen a una médico de su equipo EXPEDIENTE A UN JEFE DE SERVICIO

«Si esperáis de mi informe que os diga si hay filtraciones, no me lo encarguéis», dice Muñiz UNIVERSIDAD DE OVIEDO

«No cuestionaron las bases de la convocatoria, solo criticaron que eran pocas plazas», señala Darpón SINDICATOS NO FIRMANTES DE LA OPE

Esta fue otras de las grandes novedades de la jornada de ayer. El consejero de Salud confirmó que ya ha puesto en marcha un proceso de reflexión «para mejorar y lograr que Osakidetza salga reforzada, abierto a las aportaciones y colaboración de los grupos políticos», y del que se comprometió a dar cuenta en sede parlamentaria en tres meses. Un proceso que estudiará la conveniencia de introducir en las futuras OPE varias medidas. Por ejemplo, realizarla «de forma periódica y de manera continuada a través de procesos de menor volumen agrupando categorías». Darpón también habló de la posibilidad de que todas las categorías tengan «una única prueba», cuyo examen se corrija mediante métodos automáticos. El responsable del Departamento de Salud añadió tres posibles medidas más. «Incorporar y estandarizar un análisis psicométrico tanto para garantizar la idoneidad de las pruebas como de los resultados, reducir el número de vocales en los tribunales y mantener la participación sindical en los tribunales y en la Comisión de seguimiento».

Las expectativas creadas en torno a la sesión monográfica sobre las supuestas filtraciones en la OPE en la Cámara vasca se cumplieron. Si no en el fondo, sobre todo para los partidos de la oposición al Gobierno Vasco - EH Bildu, Elkarrekin Podemos y Partido Popular-, sí en las formas y en los gestos de una cita que comenzó a las 9.30 horas y finalizó a las 16.00. Y más cuando antes de empezar se decidió concentrar los cinco puntos del orden del día referentes a este caso en solo uno. Además, también hubo quejas desde el partido morado y desde el PP por la tardanza en que recibieron la información de Osakidetza para preparar la sesión de ayer.

Asimismo sorprendió a los asistentes la presencia en la sala de José Muñiz, catedrático de Psicometría de la Universidad de Oviedo y responsable del estudio externo que encargó Osakidetza y el Departamento de Salud. Por cierto, la primera frase que pronunció este experto en estadística fue clarificadora:s. «Desde el primer momento que se pusieron en contacto conmigo les dije que si del informe psicométrico esperáis que os diga qué examen se ha filtrado, no me lo encarguéis, porque no lo voy a decir». El informe llegado desde Asturias ha dado las primeras conclusiones de lo sucedido en 44 de las 86 categorías de las que constaba la OPE. Los resultados del resto se sabrán en septiembre.

Sindicatos y tribunales

Ninguno de los responsables del Servicio Vasco de Salud habló durante la sesión de filtraciones. María Jesús Múgica volvió a repetir que la decisión de repetir exámenes se debe a que existen «indicios de que algunos de los resultados no son estadísticamente normales». A esta explicación hay que añadirle la ofrecida la pasada semana en la que hablaba de «defectos» en los modelos de exámenes y en el método de corrección. En este sentido, Darpón dijo que han procedido a tomar las decisiones conocidas ante las «dudas» sobre igualdad de oportunidades en algunas categorías y «desde la determinación de llegar hasta el final y garantizar la equidad». El objetivo final de los procedimientos puestos en marcha por el Servicio Vasco de Salud es «culminar adecuadamente y lograr que Osakidetza salga reforzada, definiendo y aplicando mejoras de cara al futuro».

Tras la comparecencia de ayer las respuestas más duras que recibieron los responsables de la sanidad vasca llegaron desde los sindicatos que no apoyaron las bases de la OPE. ELA, LAB y ESK pidieron por la tarde la dimisión de un Darpón que se acordó de ellos en el Parlamento. El consejero de Salud recordó que antes de la celebración de las pruebas «nadie cuestionó las bases de esta convocatoria. Los sindicatos no firmantes del procedimientos de esta OPE solo criticaron el número de plazas que se ponían en juego. Nada más».

En cuanto a los tribunales de las especialidades médicas, el consejero volvió a recordar que actúan con «plena autonomía funcional» ante la decisión de repetir los exámenes y el director de recursos humanos de Osakidetza, Juan Carlos Soto, anunció que mientras no haya «recusación» a los tribunales, serán los ya constituidos los encargados de examinar a los opositores repetidores.

Más