Son ya 12 los exalumnos de Salesianos de Deusto que han denunciado a un exprofesor

José Miguel San Martín, en una fotografía antigua, con un grupo de niños que hacían su primera comunión./DV
José Miguel San Martín, en una fotografía antigua, con un grupo de niños que hacían su primera comunión. / DV

Los afectados empezaron a reunir información hace dos meses y no se descarta que haya más casos

DV Y AGENCIAS

Son ya doce los exalumnos del colegio Salesianos de Deusto que han denunciado ante la Ertzaintza a José Miguel San Martín, por entonces miembro de la congregación, por abusos sexuales y físicos cuando estudiaban EGB en la década de los ochenta. Desempeñó su tarea como educador en ese centro de enseñanza entre los años 1975 y 1990, año éste en el que solicitó dejar la Congregación. Los denunciantes han prestado declaración ante la Policía vasca, que ha trasladado los testimonios al juez que lleva el caso.

Los supuestos abusos sexuales y físicos infligidos han permanecido ocultos desde hace casi tres décadas. Los afectados empezaron a reunir información hace dos meses y no se descarta que puedan aparecer más casos, según han afirmado fuentes del Departamento de Seguridad.

Las víctimas han denunciado ante la Ertzaintza violaciones y también agresiones físicas: patadas, puñetazos y palizas. Las denuncias han sido remitidas por la Ertzaintza al juez. Aunque es más que probable que los posibles delitos hayan prescrito, las presuntas víctimas quieren que se investigue la trayectoria vital del supuesto abusador para saber si podría haber cometido actos ilícitos punibles al ser más recientes. En estos años, 'Don Chemi' ha ejercido de psicólogo, consultor, terapeuta y conferenciante. El exsakesiano iba a dirigir unas colonias infantiles este próximo verano en Cantabria, en Puente Viesgo.

La semana pasada se hizo público que ocho antiguos estudiantes de ese centro habían registrado denuncias contra el exprofesor. El colegio anunció que había iniciado una «investigación interna» sobre este asunto y la Congregación Salesiana señaló que, «independientemente del recorrido legal que pudiera tener la denuncia presentada» por los antiguos alumnos de Deusto, deseaba transmitir su «apoyo» a los denunciantes «por el paso que han dado para que puedan ser investigados los hechos» y «se pone a su disposición en todo aquello que pudiera serles de utilidad». «Quisiéramos pedir perdón porque actos tan reprobables hubieran podido suceder entre nosotros y no haberlos detectado», añadieron los Salesianos.

Petición a la Fiscalía

De otro lado, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha pedido a la Fiscalía General del Estado que le informe de las diligencias abiertas en los tribunales por agresiones y abusos sexuales a menores cometidos en el seno de congregaciones, colegios o cualquier otro tipo de institución religiosa.

En un escrito remitido este martes a la Fiscalía, Delgado señala que en los últimos meses los medios de comunicación han difundido numerosas informaciones sobre supuestas agresiones cometidas en instituciones que, en muchos casos, han contribuido a la ocultación de esos delitos y «a la protección de los victimarios«. Esas informaciones periodísticas, destaca, han generado «una importante alarma social» y «una fuerte demanda para que este Gobierno aborde este fenómeno».

Los casos más recientes en Euskadi son los de varios alumnos que han denunciado haber sufrido abusos sexuales por parte de un profesor del colegio de Salesianos de Deusto, y los cuatro delitos de abusos que imputa la Fiscalía de Bizkaia a un presbítero, que ha sido apartado por el Obispado de Bilbao y por los 'scout' de Bizkaia por comportamientos inadecuados contra la libertad sexual.

A ello se suma la condena a 11 años de cárcel a un exprofesor del colegio vizcaíno de Gaztelueta, del Opus Dei, por haber abusado sexualmente de un alumno cuando tenía 12 y 13 años, quien se encuentra en libertad provisional hasta que el Tribunal Supremo resuelva su recurso de casación.

Más información