Hoy arrancan cuatro jornadas de huelga en la concertada y sin visos de acuerdo

Hoy arrancan cuatro jornadas de huelga en la concertada y sin visos de acuerdoGráfico

El Ararteko pide a sindicatos y patronal que soliciten la mediación del Departamento de Trabajo

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

Los paros regresan este martes a los centros de iniciativa social de la red concertada. En esta primera tanda, si sindicatos (ELA, Steilas, CC OO, LAB y UGT) y patronal no llegan a un acuerdo de última hora, se prolongarán hasta el viernes y parece que esa resolución del conflicto no está cercana. De continuar, habrá nuevas huelgas en abril y marzo. El Ararteko, tras consultar con el Departamento vasco de Trabajo y Justicia, ha llamado este lunes al «entendimiento» a las partes del conflicto a la hora de valorar la posibilidad de hacer uso de los mecanismos de mediación de los que dispone el Consejo de Relaciones Laborales, para la búsqueda de una solución satisfactoria. La propuesta es similar a la que plantea el Departamento de Educación y que hasta el momento las dos partes implicadas han rechazado.

Además de la huelga de este martes, están convocados nuevos paros para los días 13, 14 y 15 de marzo, 1, 2, 3 y 4 de abril y 8 y 9 de mayo.

El Ararteko entiende que «el legítimo ejercicio del derecho a la huelga por parte del profesorado de la enseñanza concertada en defensa de sus condiciones de trabajo, no puede llevar a vaciar de contenido el derecho a la educación del alumnado de esta red». Además también indica que se debe procurar «establecer unos servicios mínimos adecuados».

«El legítimo ejercicio del derecho a la huelga por parte del profesorado no puede llevar a vaciar de contenido el derecho a la educación del alumnado» Ararteko

Han transcurrido seis semanas desde que concluyeron los ocho días ininterrumpidos de huelga y un mes desde la convocatoria de las nuevas jornadas de paro, y en ese tiempo no se han producido avances significativos que permitan establecer un preacuerdo para seguir negociando, ya sin huelgas, hasta conseguir un convenio que convenza a las dos partes.

se han mantenido reuniones bilaterales de las patronales con los sindicatos. En ellas, Kristau Eskola presentó a las centrales por separado algunas propuestas y que las trasladaría a la mesa conjunta de negociación, pero en este tiempo no la ha convocado, ante la extrañeza de las centrales por la ausencia de contactos. También es cierto que Mikel Ormazabal, director general de la asociación que aglutina a los colegios religiosos, comentó en la Comisión de Educación del Parlamento Vasco que «no se va a negociar mientras haya huelgas convocadas».

Reivindicaciones

Empleo
Mantenimiento del empleo y la recolocación del personal afectado por el previsible cierre de aulas.
Salarios
Recuperación del poder adquisitivo y equiparación salarial entre profesorado ESO1 y ESO2.
Carga de trabajo
Para el personal docente, reserva real de horas complementarias para la preparación de clases y seguimiento del alumnado y reconocimiento de 70 horas de dedicación no presencial. Reducción de jornada para el personal de administración y servicios.
Mejora de condiciones
Especialistas de apoyo educativo y personal del primer ciclo de Educación Infantil. Consideración de labor docente, reconocimiento de horas complementarias para la preparación del trabajo y seguimiento del alumnado, y en el caso de los especialistas de apoyo educativo distribución de la jornada de manera regular.

Esas propuestas de la patronal están centradas principalmente en la negociación de las cargas de trabajo, pero no hay cambios significativos en otros apartados que los sindicatos consideran fundamentales como la recuperación del poder adquisitivo -estiman que han perdido un 12% en los diez años que llevan sin renovar el convenio-, y la recolocación de los trabajadores que se vean afectados por el cierre de aulas, tema que de momento está muy verde.

Departamento de Educación

El Departamento de Educación, que ha preferido mantener un perfil bajo en este conflicto a pesar de la insistencia de todas las partes implicadas, incluidas las asociaciones de los padres, está trabajando con los agentes sociales en una propuesta sobre la recolocación como punto de partida para seguir negociando, pero todavía no se ha concretado.

Es con ELA con quien Kristau Eskola ha mantenido más reuniones bilaterales, al ser el sindicato que ostentan la mayoría de representantes en el sector, con más del 60%, y por tanto es quien finalmente decide si se aceptan las proposiciones de la patronal. También es la central que más firme se ha mantenido en la necesidad de utilizar las huelgas como medio para conseguir sus objetivos, como ha señalado en más de una ocasión, su responsable en Educación, Miren Zubizarreta: «Los pequeños avances que hemos logrado han sido por las movilizaciones». Conscientes de que la decisión está en manos de la central nacionalista, el resto optan por mantener la unidad sindical, aunque algunos hablan de llegar a acuerdos en temas concretos para poder suspender las movilizaciones y después negociarel resto.

Por su parte, los progenitores de los escolares afectados e speran es que la huelga no tenga seguimiento y que el profesorado se vaya «descolgando». Insisten en que estas nuevas convocatorias son «absolutamente abusivas», y que en lo que va de curso, «sólo se ha respetado un derecho, que es el derecho a la huelga porque el derecho a la educación, no». No ocultan que existe «mucha indignación» entre las familias y, ante esta situación «tan grave» con estas convocatorias, el planteamiento del Gobierno Vasco es decir «que no es cosa mía» y de la patronal trasladar «a ver si esto se acaba»

En contexto