El tesoro verde de Miramar

Árboles y arbustos de ayer y hoy. La riqueza natural del parque de Miramar queda al descubierto en esta exposición de Lugaritz./
Árboles y arbustos de ayer y hoy. La riqueza natural del parque de Miramar queda al descubierto en esta exposición de Lugaritz.

Una exposición exhibe en Lugaritz la riqueza natural de este parque donostiarra | La muestra, sobre los árboles y arbustos de este enclave, podrá visitarse hasta enero

ELI KORTA

Con motivo del 125 aniversario de la construcción del parque de Miramar, se ha organizado una exposición para conocer los árboles y arbustos de este enclave donostiarra. En la muestra se incide en el parque de hoy y en el original, así como en la historia de este lugar en relación con Donostia.

Asimismo, para completar el proyecto, el próximo 1 de diciembre a las 11:00 horas se realizará una visita guiada con el ingeniero agrónomo Marko Sierra, principal promotor de esta exposición. El punto de encuentro será la plaza Alfonso XIII, frente a la iglesia del Antiguo. Durante la visita, de unas dos horas de duración, se recorrerá el parque actual y todo el parque original. No hay plazas limitadas ni es necesario inscribirse. Eso sí, será preciso llevar zapatillas de monte, según advierten los organizadores. Bajo el título &ldquoÁrboles y arbustos del parque de Miramar de ayer y hoy&rdquo, la muestra se instaló en el centro cultural de Lugaritz la semana pasada, si bien la presentación oficial tendrá lugar el próximo 30 de noviembre a las 19.00 horas en esta casa de cultura.

Según explica el propio Marko Sierra, la exposición está organizada en varias partes. Por un lado, en el primer bloque se cuenta la historia del lugar desde el siglo XI hasta la actualidad, incidiendo sobre todo en los últimos 125 años. En la segunda parte, en cambio, se realiza una comparativa de la situación inicial de este entorno con la realidad actual. En este punto se puede ver además un plano de la distribución de las diferentes especies.

Asimismo, en el tercer módulo se exponen múltiples fotografías que ilustran algunos de los árboles más representativos. Y, por último, la cuarta parte refleja los usos actuales y diversos escenarios de futuro.

Variedad de especies

Sierra asegura que «los terrenos de la finca original son mayores a los que hoy conocemos como parque de Miramar». En total, según este ingeniero agrónomo, en el área original se han identificado 67 especies y variedades, aunque esta cifra se eleva a poco más de 70, puesto que hay algunas que se han quedado sin identificar. En cualquier caso, actualmente hay en total 1.206 árboles y arbustos.

En su opinión, del parque actual destaca la jardinería y la biodiversidad. Y como peculiaridad, señala que solo aquí conviven hasta cuatro variedades diferentes de haya. No obstante, más allá de las cifras y curiosidades, lo más característico es «la sensación de estar en pleno monte a pesar de estar en mitad de la ciudad».

Extensión

Originalmente eran 8,2 hectáreas repartidas en dos áreas, «es decir, una extensión comparable al de Cristina Enea o el parque de Aiete». A la hora de identificar los árboles y arbustos se ha tenido en cuenta las hectáreas originales repartidas en dos zonas contiguas, aunque hoy en día hay ocho bloques de viviendas dentro de los antiguos terrenos.

En definitiva, se diferencian tres espacios: el parque actual y más conocido, la zona verde anexa a Pío Baroja y la parte de «monte» del extremo sur, que «es la más rica desde el punto de vista de la biodiversidad&rdquo, según apunta Sierra.

A este ingeniero le fascina la jardinería de este emblemático lugar, pero también su variedad de espacios, los caminos actuales y los antiguos, así como los robles centenarios de la parte meridional o el imponente plátano de sombra de 5 metros de perímetro que, según cuenta, «refleja a la perfección la historia del parque».

La «relación íntima» entre el parque y la ciudad «no ha sido siempre comprendida», en opinión de Marko Sierra. Por ello, este ingeniero agrónomo considera esencial dar a conocer el valor de este patrimonio natural con el fin de sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de su conservación.