Tensión entre los partidos en el Parlamento Vasco por una ley sobre el euskera

Bakartxo Tejeria en el Parlamento Vasco, en una imagen de archivo. /USOZ
Bakartxo Tejeria en el Parlamento Vasco, en una imagen de archivo. / USOZ

El PP acusa a EH Bildu de «ir detrás del señor Rufián» tras acusarle la coalición de utilizar «argumentos fascistas»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El Parlamento Vasco se ha contagiado este jueves por unos minutos del ambiente de tensión que ha caracterizado los plenos del Congreso de los Diputados las últimas semanas, con el mal ejemplo de este miércoles aún reciente. En el primer punto del orden del día, la toma en consideración de una proposición de ley de EH Bildu para garantizar el derecho a saber euskera, se ha producido una trifulca dialéctica que ha enfrentado a la coalición soberanista con el PP y que, después, ha provocado un choque entre el portavoz popular, Borja Sémper, con la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, y el otro representante del PNV en la Mesa de la Cámara, Iñigo Iturrate.

El debate se ha empezado a caldear cuando la parlamentaria de EH Bildu ha acusado a la representante del PP que ha intervenido en este punto, Juana Bengoechea, que ha anunciado que su grupo votaría en contra de la toma en consideración de la propuesta al no compartir algunos de sus puntos, de utilizar «argumentos fascistas» como negar que «el euskera sea la lengua de Euskal Herria». Bengoechea ya ha pedido en ese momento la palabra desde su escaño, pero ha tenido que esperar al turno de réplica para denunciar las palabras de Ubera y asegurar que ella «en ningún momento le ha faltado al respeto». «Esa es la diferencia entre ustedes y nosotros. Usted ya ha empezado a dar el primer paso para ir detrás del señor Rufián y convertir el insulto en un arma parlamentaria», ha asegurado la parlamentaria del PP, que también ha criticado a la presidenta de la Cámara por consentirlo.

Entonces ha tomado la palabra Bakartxo Tejeria que, en euskera, ha replicado a Bengoechea que «todos somos mayores para utilizar las palabras que queremos y no os ha llamado fascistas, ha dicho que eran argumentos fascistas. Hay que diferenciar».

La tensión no ha acabado ahí, porque en ese momento el portavoz parlamentario del PP ha pedido la palabra para hacer una consideración sobre lo ocurrido. Tras un minuto de rifirrafe con la presidenta, que no consideraba oportuno darle la palabra, finalmente Sémper ha denunciado que «hay un miembro de la Mesa, concretamente el señor Iturrate (PNV), que no deja de mofarse de las intervenciones de otros parlamentarios (en referencia a lo que había dicho Bengoechea), y hace gestos y aspavientos que no se corresponden con la obligación que tienen los miembros de la Mesa de mantener la seriedad y el rigor».

Durante la intervención de Bengoechea, la presidenta del Parlamento ha tenido que pedir silencio varias veces por las risas y voces que se escuchaban entre los parlamentarios durante su intervención.

Finalmente, la polémica ha quedado ahí y la toma en consideración de la proposición de ley para garantizar el derecho a saber euskera ha salido adelante con el voto favorable de todos los grupos excepto el PP, que ha votado en contra.