El juez vincula a los CDR detenidos con la organización de los disturbios durante el Consejo de Ministros de Barcelona

Vista de la concentración convocada este domingo en la Puerta del Sol por la coordinadora 25S para pedir la libertad de las siete personas vinculadas a los Comités de Defensa de la República (CDR) que se encuentran en prisión. /Efe
Vista de la concentración convocada este domingo en la Puerta del Sol por la coordinadora 25S para pedir la libertad de las siete personas vinculadas a los Comités de Defensa de la República (CDR) que se encuentran en prisión. / Efe

García Castellón también señala en sus autos que fue el «CNI catálan» el que instó al ERT a asaltar el Parlament

MELCHOR SÁIZ-PARDO y MATEO BALÍNMadrid

Novedades sobre la 'operación Judas' de la Guardia Civil contra los CDR de la pasada semana que acabó con el encarcelamiento de siete activistas independentistas catalanes acusados de terrorismo, posesión de explosivos y estragos en tentativa. En sus autos de prisión, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón acusa a los siete detenidos -como miembros del denominado 'Equipo de Respuesta Táctica' (ERT) de estar detrás de la organización de los disturbios durante el Consejo de Ministros celebrado en diciembre pasado en Barcelona. Además, según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, el magistrado apunta que el denominado «CNI catalán», el embrión de unos supuestos servicios secretos de la 'República Catalana' fue el instigador de la operación para asaltar el Parlament y, desde allí, proclamar la república catalana.

El magistrado destaca en sus autos que el ERT «ha dotado de preparación y formación y medios a sus integrantes en cuanto al empleo de teléfonos clandestinos, securización de las comunicaciones, uso de lenguaje convenido y utilización de Walkie talkies». Según el magistrado, el debut del ERT y sus nuevas técnicas se produjo «en los disturbios durante el Consejo de Ministros celebrado en Barcelona el 21 de diciembre de 2018».

Aceite en la calzada

El juez afirma que el ERT también usó esas técnicas de comunicaciones secretas para la protesta del 1 de febrero de este año en las proximidades de la cárcel de Lledoners durante el traslado a Madrid de los presos del procés. En aquella acción, según el magistrado, participaron los detenidos Xavier Duch, Eduardo Garzón, Jordi Ros y David Budria. «Fue un acto delictivo que consistió en el derrame de gran cantidad de aceite en la calzada de la carretera C-55, sin previo aviso, al paso del convoy que trasladaba a los políticos presos del centro penitenciario de Lledoners a Madrid, lo que generó un grave riesgo para la seguridad vial y, por ende, para las personas que circulaban por la citada carretera», relatan los autos de prisión.

El magistrado también hace referencia a los pinchazos que desvelaron «la existencia de un plan de conspiración contra las instituciones del Estado, que consistiría en el asalto y posterior ocupación de forma ilegal del Parlamento de Cataluña en el precitado día «D», con el fin último de subvertir el orden constitucional». Los autos señalan que el «desarrollo del plan» fue «encomendado» por el denominado «CNI catalán al ERT.

Más pinchazos

Los escritos de prisión también se refieren a otro pinchazo de una conversación entre los detenidos Duch y Ros, a los que sitúa en el «núcleo productor» del grupo, que desvelan la que ambos habían empezado a adquirir productos químicos para actuar de en breve porque las «noticias avanzan desfavorablemente

El magistrado también explica con todo lujo de detalles el supuesto encuentro entre varios de los detenidos con Anna Puigdemont. Una reunión que la familiar del expresidente catalán ha desmentido categóricamente en las últimas horas. Afirma que el encuentro tuvo lugar el 15 de septiembre de 2018 entre «grandes medidas de seguridad que fueron asumidas y adoptadas por parte del ERT, consiguiendo llevar a término la misma».

«Información sensible»

Relata el juez que la Guardia Civil supo de esa reunión por escuchas de las conversaciones de dos de dos de los detenidos, Ferrán Jolis y Xavier Buigas. De esos pinchazos se supo que «ese día el ERT organizó, planificó y ejecutó una reunión secreta in itinere con la hermana del ex presidente Carles Puigdemont y establecer comunicaciones seguras entre el expresidente huido de la justicia española Puigdemont y el actual presidente de la Generalitat Joaquim Torra».

Afirma el juez que en esa cumbre, que Anna Puigdemont niega, partiparon, además de Duch, los arrestados Ferrán Jolis,, Eduardo Garzón Clara Borrero Espejo y David Budria, «integrantes todos ellos del ERT«, según García Castellón.