Podemos da un sí incondicional a la moción de Sánchez

Iglesias antepone la necesidad de «sacar a los corruptos del aparato del Estado» a su anhelo por entrar en un gobierno de coalición progresista

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Podemos votará sí a la moción de censura de Pedro Sánchez sin imponer condición alguna. El líder de los socialistas ni siquiera tendrá que sentarse en una mesa con Iglesias para negociar el apoyo de los 67 diputados que conforman su grupo parlamentario.

Tras pronunciar «un más vale tarde que nunca», Pablo Iglesias justificó otorgar carta blanca al PSOE en la necesidad de desalojar al PP del poder, una formación que, según dijo el jueves tras conocerse la sentencia del 'caso Gürtel', es «un partido delincuente». «España -añadió este viernes- necesita sacar a los corruptos del aparato del Estado y llevar a cabo políticas sociales de rescate ciudadano».

Iglesias acepta, incluso, no entrar en el Gobierno que se formará si prospera la iniciativa socialista, una condición que puso sobre la mesa tras las elecciones de 2015. Lo hizo por primera vez en la rueda de prensa que convocó mientras Sánchez se reunía con Felipe VI en el marco de la ronda de contactos para formar gobierno y a la que se presentó rodeado de sus candidatos a ministros. Ninguno de los allí presentes los será de momento, como tampoco Iglesias se convertirá en vicepresidente. Sánchez dejó claro este viernes que su ejecutivo será exclusivamente socialista y Podemos lo asume.

A lo que no renuncia el líder morado es a luchar por imponer una agenda social que incluya la subida del salario mínimo, el blindaje de las pensiones, la igualdad retributiva o el control del mercado de alquileres. Si no lo puede hacer desde el Consejo de Ministros lo hará desde la oposición, zanjó. El secretario general de Podemos recordó a su homólogo socialista que si llega al Gobierno dispondrá solo de 85 diputados y deberá dialogar para sacar adelante sus propuestas. «El programa de gobierno corresponde al PSOE pero dada la aritmética parlamentaria tiene que ser consciente de que va a tener que hablar con mucha gente», señaló.

Con este sí incondicional a la moción de censura Iglesias se enmienda la plana a sí mismo. Podemos tuvo la oportunidad de desalojar a los populares del poder en abril de 2016, pero entonces rechazó abstenerse en la investidura que habría hecho presidente a Sánchez al frente de un gobierno de coalición con Ciudadanos. Esta decisión causó una profunda división interna aunque la militancia podemista la respaldó por amplia mayoría. Dos años después, Iglesias votará sí a Sánchez aún en el más que improbable caso de que éste alcanzará un nuevo acuerdo con la formación de Albert Rivera.

     

Posición unánime

La posición es unánime dentro de Unidos Podemos. Antes de que lo hiciera Iglesias ya se habían pronunciado sus socios de confluencia. Alberto Garzón confirmó nada más conocerse el registro de la moción de censura que la decena de diputados de IU la respaldarán. «El PP está absolutamente manchado de corrupción, y ya no es sólo una sospecha, sino que una sentencia judicial ha confirmado que su 'modus operandi' es el propio de una mafia», dijo el coordinador federal. Equo, que cuenta con dos representantes en la Cámara baja, también adelantó el sentido positivo de su voto. Compromís, socio electoral de Unidos Podemos aunque después llevó sus cuatro diputados al mixto, anunció un apoyo a cualquier iniciativa de este tipo contra Mariano Rajoy.

 Sánchez se suma así a las primeras de cambio los 71 diputados del entorno de Podemos. Con los 85 PSOE la moción alcanzaría los 156 síes, a 20 aún de la mayoría absoluta necesaria para que prospere.

Más información

 

Fotos

Vídeos