Gogoan denuncia el trato a Chivite en Berriozar y la utilización de las víctimas

María Chivite, durante el homenaje a Francisco Casanova el pasado viernes en Berriozar. / EFE
María Chivite, durante el homenaje a Francisco Casanova el pasado viernes en Berriozar. / EFE

La asociación por una memoria digna apela a construir «un ambiente más incluyente en el que la política partidista determine poco»

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

La asociación 'Gogoan, por una memoria digna', mostró ayer su «preocupación» por el tenso ambiente generado en algunos actos de homenaje a víctimas del terrorismo de ETA y «la instrumentalización que determinados partidos hacen del dolor» de estos afectados por la violencia. Gogoan sale al paso de las duras críticas recibidas por la recién elegida presidenta de Navarra, la socialista María Chivite, durante el homenaje tributado al subteniente Francisco Casanova el pasado viernes en Berriozar, tal y como se viene haciendo desde hace diecinueve años. En el acto de recuerdo, los organizadores, Vecinos por la Paz, le reprocharon que sea presidenta con la abstención de EH Bildu. Chivite, que lleva más de diez años asistiendo al homenaje a Casanova, tuvo que escuchar de algunos asistentes gritos de «Chivite traidora».

En una nota, la asociación expresa su rechazo a lo ocurrido y considera que «el lugar común de la memoria está lleno de valor y valores, no de intransigencia». Gogoan explica que tras años «de silencio, de insensibilidad y de falta de empatía» entienden el dolor de muchas víctimas. «Por eso mismo creemos que necesitamos fortalecer las redes de solidaridad y apoyo, y consideramos importante que la sociedad en general manifieste su sensibilidad hacia el dolor de las víctimas del terrorismo», remarcan.

Gogoan considera «fundamental» construir «un ambiente más incluyente, en el que la política partidista determine poco». En su opinión, la política tiene que ayudar y contribuir a generar espacios de recuerdo y convivencia, y «desgraciadamente el tema de las víctimas del terrorismo de ETA se está usando como elemento de confrontación política». «En un momento en el que tenemos que definir el relato y fortalecer los valores rotos tras años de violencia, deberíamos mirar por el futuro, con la intención de que cada día seamos más quienes entendamos que las tareas de la paz necesitan las aportaciones y las experiencias de todas las personas que se enfrentaron al terrorismo», expone Gogoan.

«Tras años de silencio y de falta de empatía, entendemos el dolor de muchas víctimas», citan

A su juicio, todos aquellos que se han situado frente a la violencia «deberíamos ser ejemplares en el trato a quien piensa diferente». «Recordar a las víctimas del terrorismo implica evitar la intolerancia, el insulto y las malas formas», remarca la asociación, algunos de cuyos asociados han venido denunciando desde el mismo viernes, a través de sus cuentas de Twitter, lo ocurrido durante el acto de memoria de Berriozar.

Más