El monstruo de las pesadillas

ANA VOZMEDIANO

«Vas por un valle desierto. Es noche cerrada... De pronto, pisas algo blando. Es una caja de pino podrido. Dentro hay un cadáver que te atrapa y te quiere enterrar con él. En el forcejeo me caigo de la cama como un peso muerto. Me golpeo de lleno la cabeza contra una esquina de la mesita de noche. El resto del cuerpo, por el suelo. A punto de romperme las cervicales. La piel encima de mis manos está llena de millones de cristales incrustados». Antonio se ha puesto una reja protectora porque no quiere quedarse inválido, pero el caso es que las pesadillas son uno de los monstruos del párkinson. «Es noche oscura. A mi derecha, una villa y tres tremendos perros ladran. Les huelo y ellos a mí. De pronto han saltado, se han abalanzado sobre mí. He visto la boca totalmente abierta en el aire en el instante en que me muerde el cuello. He gritado fuerte, muy fuerte. Milagros, mi Milagros me ha tranquilizado, pero la imagen sigue ahí...». Las pesadillas de Antonio son variadas, más terroríficas que las novelas de Stephen King. Su próximo libro va a ser sobre estos sueños terribles que resultan muy reales. «Es uno más de los cuarenta puntos y órganos que nos ataca sin piedad ese monstruo». Después, intenta dormir y baja al saco para golpearlo por quienes padecen este mal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos