Un hombre atraca un estanco en Trintxerpe a punta de cuchillo y se da a la fuga

El estanco situado en la calle Errenteria del distrito pasaitarra de Trintxerpe. / VIÑAS
El estanco situado en la calle Errenteria del distrito pasaitarra de Trintxerpe. / VIÑAS

La Ertzaintza trata de dar con el ladrón, que actuaría en solitario y huyó llevándose todo el dinero que tenían en el establecimiento

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

La Ertzaintza investiga un nuevo atraco ocurrido en Pasaia, el segundo que se registra en esta localidad de Oarsoaldea en menos de una semana. En esta ocasión, el asalto se produjo en un estanco situado en el distrito de Trintxerpe.

El suceso tuvo lugar este martes. Pasaban pocos minutos de las seis de la tarde cuando un desconocido entraba blandiendo un arma blanca en el estanco ubicado al comienzo de la calle Errenteria, uno de los lugares más frecuentados de la población, ya que se encuentra a escasos metros de un parque infantil en el que a esas horas suelen estar jugando los niños que estudian en un colegio de primaria cercano.

Según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, el ladrón, que al parecer, actuaba en solitario, utilizó el cuchillo que empuñaba para amenazar a la dependienta que en ese momento se hallaba sola en el establecimiento, con el fin de que le entregara todo el dinero que tuviera en la caja. Tras hacerse con el botín, una cantidad económica sin determinar, se dio a la fuga.

Cinco días antes también fue asaltada una entidad bancaria con un arma blanca

Agentes de la policía autonómica vasca acudieron al lugar alertados por una llamada, encontrándose a la dependienta «muy nerviosa». Aunque trataron de localizar al asaltante, por el momento no se ha producido ninguna detención. La investigación sigue abierta.

La responsable del estanco manifestó ayer a este periódico que todo había quedado en un susto y, afortunadamente, no había habido que lamentar daños personales.

También en Antxo

Apenas cinco días antes también fue atracada a punta de cuchillo una entidad bancaria en Pasaia, concretamente en la Alameda Gure Zumardia, en el vecino distrito de Antxo. Entonces, un hombre, que presumiblemente también actuaba en solitario, se hizo con una cantidad de dinero sin precisar, dándose a la fuga a pie.

El suceso se produjo a plena luz del día y en una zona muy frecuentada por personas de todas las edades. Otra oficina bancaria fue igualmente asaltada en Antxo algunos días antes y a pocos metros de distancia, pero los detalles de este primer caso no han trascendido.

Se desconoce si los atracos, tanto los registrados en Antxo como el ocurrido a comienzos de esta misma semana en Trintxerpe, están relacionados. La Ertzaintza investiga para dar con sus autores.

 

Fotos

Vídeos