Otra jornada de retenciones en la frontera por la cumbre del G-7

Otra jornada de retenciones en la frontera por la cumbre del G-7

Se prevé un fin de semana intenso por el aumento de controles policiales en la muga y la operación retorno de vacaciones hacia Francia

EL DIARIO VASCO

Un día más la AP-8 en sentido Baiona está notando las afecciones de la celebraciín de la cumbre del G-7 en Biarritz. Las retenciones han sido puntuales desde primera hora de la mañana y todo apunta a que su presencia no cesará a lo largo de esta semana. A la intensificación de los controles policiales en la muga hay que sumar la creciente afluencia de vehículos por la operación retorno de vacaciones hacia Francia. Las colas han ido aumentando desde los cuatro kilómetros a las hasta los 11 kilómetros. El tráfico denso ha afectado también durante parte de la tarde a otras carretereras como la GI-636 y la N-121A. El peaje de la AP-8 en Zarautz también ha llegado a tener tres kilómetros de retenciones hacia las ocho de la tarde. Según se acercaba la noche el tráfico comenzaba a fluir y a las diez de la noche las retenciones en la AP-8 eran de sieten kilómetros en Irun, sentido Baiona, quedando las demás carreteras libres de atascos.

Más

Es importante recordar que los controles se han intensificado en la 'muga' debido a esta reunión que celebrarán los líderes mundiales en Biarritz del 24 al 26 de agosto. Se prevé que los controles irán aumentando según se acerque la fecha de la cita, provocando importantes colas en la frontera de Irun, en dirección a Baiona.

El Departamento de Seguridad habilitará un carril reversible en sentido Bilbao en esta carretera en caso de emergencias sanitarias. Este, que sería el tercero de los carriles de esta vía, solo se pondrá en marcha si ocurre alguna incidencia, como un cierre de fronteras.

Bidegi, por su parte, también habilitará una zona de descanso y aparcamiento de turismos en el área de servicio de Aritzeta de cara a las posibles retenciones. En la jornada se ayer se volvieron a generar retenciones en la frontera, con colas de ocho kilómetros de vehículos atascados en Biriatou a última hora de la tarde, siguiendo la dinámica de las jornadas anteriores. Tráfico insistió ayer a todos los conductores que eviten los pasos fronterizos de Euskadi y Navarra, y que sigan las indicaciones de los agentes.

Noticias relacionadas