Berastegi registra la noche más fría de Gipuzkoa, con -4.1 grados

Dos mujeres pasean por La Concha./Aygüés
Dos mujeres pasean por La Concha. / Aygüés

Se mantiene activado para el día de Año Nuevo el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas débiles en el interior de Euskadi

EL DIARIO VASCO

Euskadi ha registrado la madrugada de este lunes en algunos puntos como Berastegi, Salvatierra y Ozeta temparaturas de 4 grados bajo cero y se mantiene activado para el día de Año Nuevo el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas débiles en el interior.

En concreto, a lo largo de este lunes Ozaeta ha registrado -4,6 grados, Berastegi -4.1 grados, Salvatierra -4º grados, Otxandio -3.6º, Abetxuko -3.4º y Balmaseda -3º, según ha informado la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco. Otras localidades guipuzcoanas en el que el frío ha sido intenso han sido Arrasate (-0,2º) y Oñati (0,8º).

El día de Año Nuevo, está activado el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas en el interior desde las 00.00 horas hasta las 10.00 de la mañana. En concreto, se esperan heladas débiles en el interior, especialmente en Álava donde pueden ser localmente moderadas.

La previsión de Euskalmet para este lunes es que el último día del año se presenta tranquilo en lo meteorológico. En la mitad sur el cielo se mantendrá bastante despejado durante toda la jornada, aunque con algunas nieblas a primeras horas; por el norte aparecerán algunos intervalos de nubes bajas a lo largo del día, sobre todo en la costa y durante la mañana. El viento soplará suave del nordeste. Sin cambios en las temperaturas, máximas en torno a 10-13 °C.

El día de Año Nuevo amanecerá despejado. Las primeras horas serán frías, con heladas en el interior y nieblas. El cielo se mantendrá sin nubes buena parte de la jornada, a excepción de la costa, donde irán en aumento las nubes bajas durante la mañana. Por la tarde la nubosidad se irá extendiendo a otras regiones de la mitad norte, quedando los cielos bastante cubiertos al final del día. El viento soplará flojo del nordeste. Pocos cambios en las temperaturas, con valores máximos ligeramente por encima de los 10 °C.

El miércoles la nubosidad será abundante, sobre todo en la mitad norte, deparando un ambiente gris. Así, en la vertiente cantábrica se podrán producir algunas lloviznas, sobre todo durante la primera mitad del día. Los vientos suaves del norte y la ausencia de sol influirán en las temperaturas, que en general no superarán los 10 °C. Las temperaturas de madrugada subirán un poco y las heladas serán más escasas.