Encuentran el cuerpo de uno de los tripulantes de la avioneta siniestrada en el monte Hernio

Uno de los trozos de la avioneta siniestrada ha sido localizado cerca de la cima totalmente calcinado / Vídeo: Sos Deiak, Ainhoa Múgica y Ricardo Catalán

La aeronave había salido desde la localidad portuguesa de Cascais y tenía previsto aterrizar en el aeropuerto de Hondarribia

SONIA ARRIETA

Tragedia en el monte Hernio. Una avioneta en la que viajaban dos varones ha sufrido un accidente cuando sobrevolaba este paraje guipuzcoano. Los servicios de emergencias han localizado en torno a las 15.00 horas el cuerpo de uno de los tripulantes. La densa niebla presente en la zona ha dificultado las tareas de búsqueda del segundo ocupante y el rescate se pospone hasta este jueves, según ha informado Iñaki López, responsable de Emergencias del Gobierno Vasco.

La avioneta había despegado de la localidad portugesa de Cascais con destino Hondarribia, donde estaba prevista su llegada sobre las 13.30 horas. La primera voz de alarma la ha dado Aena, al perder la señal del aparato sobre las 13.10 horas. Poco después, un baserritarra ha llamado a emergencias al haber escuchado el ruido de un motor y una posible explosión en la zona de las campas de Zelatun, cercanas a la cima. En ese momento se han activado los protocolos de emergencias y los equipos de rescate se han trasladado a Errezil para proceder a la búsqueda de la aeronave. Pasadas las 15.30 horas se ha encontrado calcinado cerca de la cima del monte Hernio el trozo mayor de la avioneta y poco después han localizado el cadáver de uno de los tripulantes.

Según las primeras investigaciones, la avioneta ha sufrido un impacto con el monte, aunque por el momento se desconocen las causas por las que se ha producido el accidente.

La aeronave siniestrada es un modelo piper matriculado en Inglaterra, aunque se desonoce la nacionalidad de los dos tripulantes.

Un retén se quedará en la zona durante la noche y el resto de miembros de los equipos de emergencias reanudarán este jueves las tareas de rescate.

El anterior precedente de estas características data de 2008, cuando una avioneta se estrelló en el barrio de Ventas de Irun cuando se dirigía al aeropuerto de Hondarribia. Tres personas resultaron heridas pero, afortunadamente, el suceso no fue a más.