El acusado de acuchillar a un joven en Arrasate niega los hechos y dice que estaba en Vitoria

El acusado de acuchillar a un joven en Arrasate niega los hechos y dice que estaba en Vitoria

La Fiscalía solicita para el investigado una condena de 13 años, mientras su abogado reclama la absolución

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

La Fiscalía de Gipuzkoa ha mantenido la solicitud de trece años de prisión para un ciudadano colombiano vecino de Arrasate a quien imputa un delito de asesinato en grado tentativa por asestar presuntamente dos cuchilladas en la espalda a un joven marroquí.

El investigado ha negado en el juicio la imputación y sostuvo que el día de los hechos se encontraba en Vitoria y no en la localidad del Alto Deba. La defensa del acusado, representado por el letrado donostiarra Eduardo Bolea, solicitó la absolución. El abogado criticó la «lamentable» instrucción llevada a cabo, en la que, a su entender, no se ha desarrollado una investigación exhaustiva, por lo que no había quedado probado bajo ningún concepto que su patrocinado sea culpable.

Los hechos, que quedaron vistos para sentencia, tuvieron lugar en torno a las ocho de la mañana del 1 de abril del pasado año. Según detalla la Fiscalía en su escrito de conclusiones, el acusado, de 33 años de edad, armado con un cuchillo, se acercó a la víctima que permanecía en el interior de una discoteca. El texto acusatorio señala que en aquel momento, el varón, al verse amenazado, emprendió la huida. El agresor salió tras sus pasos con lo que se inició una persecución, que terminó con la víctima en el suelo, momento en el que, según la Fiscalía, el acusado, «con el ánimo de acabar con su vida», le asestó dos cuchilladas en la espalda.

Tras el ataque, el herido fue evacuado al hospital, donde fue atendido de un neumotórax con pequeño derrame pleural así como de un enfisema subcutáneo en pared torácica y de una contusión en el polo superior del riñón.

Además de los trece años de prisión por el delito de asesinato en grado de tentativa, el ministerio fiscal solicita que el encausado indemnice al herido con 7.246 euros.

Acompañado por su novia

En la sesión de este lunes, el investigado negó los hechos. Afirmó que aquel fin de semana lo pasó en Vitoria y no en Arrasate. Explicó que estuvo acompañado de una joven con la que en mantenía una relación afectiva. Detalló que durante los días que pasó en la capital alavesa estuvo alojado en el piso de una amiga de su novia y asimismo explicó que regresó a Arrasate el lunes con absoluta normalidad para incorporarse a su trabajo.

El investigado reconoció haber mantenido dos incidentes previos con la persona herida, a quien recriminó su comportamiento en una discoteca y en un casino de la localidad. Indicó que tras estos dos episodios, una día descubrió que le habían «reventado» los cristales de su coche. «No se quién me los destrozó, pero no tenía ningún dato de que hubiese sido él y por eso no le denuncié», afirmó el acusado, cuyo testimonio fue corroborado por su novia.

Esta versión, no obstante, encontró réplica en la declaración de la víctima. El perjudicado recordó que fue objeto de una paliza por parte del encausado y que a raíz de estos hechos y después también de que el inculpado le sustrajera una bicicleta, le había roto dos lunas del coche, aunque precisó que finalmente ambos llegaron a un acuerdo para que le abonara el dinero de la reparación de un único cristal.

La víctima comentó que, en este contexto, el día de autos, vio llegar al acusado armado con una navaja. «Yo le dije: 'con eso no John? Intenté marcharme, pero una de las personas que le acompañaban me puso la zancadilla y caí al suelo. Entonces se puso detrás y me dio las cuchilladas», afirmó

El herido manifestó que tras incorporarse emprendió la huida. «Él me siguió mientras gritaba que iba a matarme». El testigo explicó que tras recorrer unos 300 metros y ante las dificultades que tenía para respirar se escondió en un parking del poco después tuvo que marcharse al ver llegar al causado a varios de sus amigos. «Cuando vino la Policía, estaba medio muerto».