LA DESPENSA

Alimentos de supervivencia de larga conservacion

El arroz es uno de los alimentos con mayor duración. /
El arroz es uno de los alimentos con mayor duración.

Hay alimentos de emergencia que duran prolongadamente en buen estado, que recomiendan incluso para una guerra o un ataque nuclear

En ocasiones, encontramos alimentos en nuestra despensa que no sabemos cuánto tiempo llevan ahí. A estos alimentos se les puede denominar como alimentos de supervivencia de larga conservacion y también como comida de emergencia. Estos alimentos perduran con el paso de los años, y son muy útiles en caso de emergencia. Algunos de forma natural, otros por su contenido de agua o de azúcares y otros por sufrir tratamientos específicos que ayudan a mejorar su conservación, deberíamos pensárnoslo dos veces antes de deshacernos de ellos.

Arroz blanco

Uno de los alimentos que dura (casi) para siempre es el arroz blanco. Al igual que la miel, el arroz sin cocinar tiene una humedad bajísima, por lo que sellado al vacío puede durar varios miles de años. Esto se aplica para el arroz blanco, silvestre, jazmín o basmati, no así para el integral, cuyo alto contenido en aceites limita su vida útil a como mucho un año. De igual manera, la pasta nos puede acompañar durante décadas bajo las condiciones apropiadas. En su estado de secas, pueden conservarse hasta por diez años a una temperatura ambiente estable de unos 21 grados. Las temperaturas más frescas aumentan su duración proporcionalmente.

«El arroz blanco y la miel natural son casi inmortales»

La miel

La miel natural se mantiene comestible incluso miles de años después. Son varias las razones, y una de ellas es su baja humedad. La otra, su elevada acidez. Ambas le dan un carácter casi inmortal a la miel natural, además de propiedades médicas que fueron muy explotadas por egipcios y sumerios.

Legumbres y verduras deshidratadas

Las legumbres y las verduras deshidratadas también pueden conservarse indefinidamente. Las legumbres son buenas fuentes de proteína, y la deshidratación marca la diferencia, porque aumenta la concentración de azúcar y disminuye la de agua. Aquí, sobre todo, importa almacenarlas en lugares frescos y evitar que entren en contacto con la humedad.

En cuanto a las verduras, las pasas, cebollas y zanahorias deshidratadas o chips de plátano, entre otros, pueden durar alrededor de 5 (frutas) a 10 años (verduras). Y congeladas, pueden extender indefinidamente su duración.

Otros productos de larga duración

Hay alimentos que pueden durar varios años, en condiciones y tratamientos diferentes. Es el caso de las aceitunas de bote sin abrir, que pueden durar hasta tres años en la despensa. Al cocerse primero, las enzimas que podrían estropear el atún enlatado quedan inactivas, y finalmente se esteriliza y se cierra el envase herméticamente. Puede durar hasta cuatro años.

La sal es uno de los ingredientes que podría considerarse eterno. Por sus condiciones de pH es imposible que crezcan microorganismos que puedan arruinarla. Es más, se utiliza para conservar otros alimentos, como la salazón.