El mundo de la cultura llama a votar a la izquierda para «parar la reconquista» de la «triple derecha»

los actores Juan Diego y Núria Espert, y el director teatral Lluís Pasqual, en el acto celebrado en el Círculo de Bellas Artes. / EFE

Pide en un manifiesto ilusión para frenar «al toro bravo de la ultraderecha» y a la «fiera fascista» que pretenden «tapar con banderas»

EFEMadrid

Representantes del mundo de la cultura han llamado, este viernes, a votar a «cualquiera» de los partidos de izquierda para «parar la reconquista» que, a su juicio, pretende «la triple derecha» formada por PP, Ciudadanos y Vox. Un acto celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, ha reunido a numerosas figuras del mundo de la música, como Miguel Ríos, Andrés Suárez, Paco Ibáñez o Marwan; del cine y el teatro, como Nuria Espert, Juan Diego, Pilar y Carlos Bardem o Miguel Rellán; de la literatura, como Almudena Grandes, Luis Gil Martín o Benjamín Prado; y de la comunicación, como El Gran Wyoming.

Todos ellos han firmado un manifiesto, junto a más de un centenar de artistas, en el que reclaman el voto a la izquierda para salvaguardar la cultura y «contra los odios de las mentiras reaccionarias» de la derecha.

«Los valores de la dignidad humana están ardiendo en la noche democrática y no hay patrimonio de la humanidad más importante que la propia humanidad. La libertad, la igualdad, la justicia y la bondad son valores imprescindibles para un progreso social que no puede humillarse ante la mentira, el insulto, el racismo, el machismo y la avaricia», apunta el texto, que han leído a través de un video la poeta Elvira Sastre, la cantante Rocío Márquez, la escritora Marta Sanz y la actriz Nuria Espert.

Además, en dicho mensaje, Miguel Ríos ha sido quien, directamente, ha pedido el voto a «cualquier» partido de la izquierda. «Si queréis parar la reconquista, salid a votar», ha apuntado el veterano roquero.

«Necesaria y rentable»

Sobre el escenario del Círculo de Bellas Artes, pasaron también diferentes artistas con el mismo mensaje: «el peligro de la abstención», lo «decisivo» de estas elecciones, la llegada del «toro bravo de la ultraderecha» y la importancia del gremio cultural para la economía y educación del país. Un sector que, según los artistas, sólo defiende la izquierda.

«Es un mundo necesario y más rentable de lo que el mundo cree», ha señalado la pianista Rosa Torres. Durante su intervención en el acto, también ha recordado que la cultura «tiende puentes más que las palabras que se pronuncian en las cumbres», un realidad que, a su juicio, quienes representan a los ciudadanos «no son capaces de ver».

Marwan ofreció al público su canción 'Necesito un país', destacando sus orígenes, pues es hijo de un refugiado palestino. En este sentido, el poeta Benjamín Prado criticó a la ultraderecha que «aplaude» un término como «persona ilegal» y contribuyen a «un mundo donde si no hay un pasaporte que se llama tarjeta de crédito», te reciben «con concertinas». «Las cosas se están poniendo realmente mal», ha señalado Marwan.

Uno de los más aplaudidos fue Carlos Bardem, con un discurso en el que lamentó el discurso de una derecha que «habla de que hay buenos españoles, dando por hecho que hay malos españoles a los que meter en cintura» y ha animado a la gente a «votar con ilusión». «Han soltado de nuevo a la fiera fascista y la están tapado con banderas. Seamos cultura militante, cultura de izquierdas», ha declarado, para defender las bondades del sector.

Colectivo LGTBI

Por su parte, el escritor Luis Gil Martín ha alzado la voz en defensa del colectivo LGTBI y la situación de miedo que está viviendo con el auge de Vox. También ha criticado al PP que se manifestó contra el matrimonio homosexual y «ahora se dice tolerante» porque tiene en su directiva a Javier Maroto, al que ha calificado de «caricatura». Del mismo modo, ha rechazado que Ciudadanos llevara «la bandera arco iris a Colón», un acto que, a su juicio, era «de nacionalismo intolerable».

En este sentido, explicó que una feminista o un miembro del colectivo LGTBI no puede votar a la derecha, porque los puntos que se refieren a estos temas dentro del programa electoral «afectan al núcleo» porque se refieren «a los derechos humanos». Para Gil Martín, «es imposible» que un partido que no es tolerante con estos temas «gestione bien el resto».

Las reivindicaciones artísticas también han llegado al público del acto a través de Luis Ramiro, que ha recitados varios poemas y cantado una de sus canciones; la actriz Lucía Álvarez que ha leído un texto de Lorca en defensa de la cultura; Andrés Suárez que ha lamentado estar pidiendo en 2019 lo que pedían sus padres hace más de 40 años; o Paco Ibáñez, que también ha recurrido a Lorca, antes de interpretar su mítica versión del poema de Rafael Alberti 'A Galopar', coreada por el aforo. «A galopar y a votar», ha terminado su actuación.

Libertad de prensa

Finalmente, los medios de comunicación han tenido también su espacio en esta petición, porque, según ha señalado Almudena Grandes, España necesita ahora de periodistas «honrados y sinceros».

El director editorial de 'Infolibre', Jesús Maraña, ha intervenido para mostrar su preocupación porque, independientemente de los resultados de este domingo, la irrupción de la ultraderecha ya ha contaminado «la conversación» y «ensuciado el debate público» sobre los medios y la información. Además, ha rechazado que ninguno de los líderes políticos se refiriera a esta situación durante los debates televisados.

Su colega, directora de Público, Ana Pardo de Vera, ha puesto énfasis en la importancia de la libertad de prensa y libertad de expresión para la democracia y ha pedido a los ciudadanos que «reivindiquen una prensa libre y un periodismo riguroso y honesto que desmonte la estrategia de bulos y manipulación» en la que, según ha indicado, trabaja la derecha. «Media campaña de un lado se ha hecho así», ha denunciado, antes de indicar que bloquear estas noticias falsas es «muy complicado» para los periodistas.

«Si saben que el vecino del quinto tiene principios y es demócrata, y sabemos que se queda en casa, tenemos que tocar el timbre y arrastrarlo a las urnas», ha insistido Maraña.