Txus Yeregui: «Quiero gente con valores para lograr relaciones honestas con el cliente»

Txus Yeregui lleva casi treinta años al frente de Irudek, una empresa que cuenta con cien empleados y filiales en el extranjero./IÑIGO ROYO
Txus Yeregui lleva casi treinta años al frente de Irudek, una empresa que cuenta con cien empleados y filiales en el extranjero. / IÑIGO ROYO

El gerente de Irudek explica que las reuniones más productivas «son aquellas en las que tomo un café y tranquilamente hablo con el equipo»

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZIBARRA.

Txus Yeregui fundó junto a dos compañeros la compañía Irudek, destinada a fabricar y distribuir materiales destinados a la seguridad laboral. La empresa de Ibarra comenzó como una distribuidora más, pero llegó el momento de «ofrecer un valor añadido a nuestros clientes» y comenzó a centrarse en la fabricación de este tipo de equipos, que le han llevado a ser uno de los referentes en el sector a nivel mundial.

- ¿Cuál es la situación en el ámbito de la protección laboral en Gipuzkoa?

- Somos unos privilegiados. Las empresas de aquí se preocupan y hay una conciencia estratégica en este campo. Las compañías de Euskadi destinan mucho presupuesto a la protección. En el Estado se observa gran diferencia entre el norte y el sur, aunque hay que señalar que en general cada vez se demandan productos de más calidad. Antes nuestro catálogo estaba integrado casi en exclusiva por equipos básicos, mientras que ahora abundan los de gama alta.

«Las mejores decisiones se toman escuchando a todos los implicados»

La empresa

1990
año de fundación.
La empresa cuenta actualmente con una plantilla de unas 100 personas
La compañía con sede principal en Ibarra tiene filiales en Brasil, India e Italia.
1990
Actividad
Seguridad en el trabajo
Fabricación y distribución de equipos de seguridad laboral. Además, asesoramiento y formación en protección contra caídas de altura en el trabajo.

- ¿Es posible prevenir cualquier riesgo laboral?

- Se puede conseguir este objetivo, pero resulta muy complicado llegar a ello. Es una tarea que requiere del buen trabajo de todos los agentes implicados. Los servicios de prevención de cada empresas tienen que llevar a cabo estudios para identificar los riesgos que se puedan producir en cada puesto. Los fabricantes tenemos que poner las herramientas y los productos adecuados para cada sector, y conocer cuáles son las necesidades del mercado. Finalmente, los distribuidores tienen que formar a sus clientes para que los trabajadores sepan cómo utilizar los equipos.

- ¿Están bien formadas las personas sobre la prevención?

- Hay mucho por hacer en este campo. La prevención no consiste únicamente en disponer de buenos equipos de protección, hay una teoría previa antes de colocarse cada uno de ellos: saber si es el adecuado, conocer el riesgo que se corre en ese puesto de trabajo y la manera de utilizar el equipo. Mucha gente desconoce este apartado. Nuestros clientes valoran mucho esta formación que damos a sus empleados, ya que les resulta muy útil en su actividad.

- ¿Cómo diseñan en Irudek los equipos adecuados?

- La diferenciación la encontramos en el diseño, en las materias primas que se emplean y en el funcionamiento de estos equipos que se hacen a medida de las necesidades del sector o el cliente. Para conocer cuáles son las demandas del mercado, además de acudir a ferias y disponer de un departamento de I+D+i, visitamos a clientes finales. Promovemos nuestros productos, pero ellos nos transmiten su opinión. Luego, nosotros valoramos si merece la pena realizar los cambios. Nuestros distribuidores y comerciales también nos transmiten mucha información.

- ¿Cómo trabajan con el cliente para saber lo que necesita?

- Nuestros departamentos son muy cercanos. Es uno de nuestros puntos fuertes y estamos orgullosos de ello. Básicamente, caminamos con ellos en este recorrido por la seguridad laboral. Los conocemos a todos y cuando tienen un problema se ponen en contacto con nosotros para darles una solución. Hay que escucharles, ser honestos y serios. Yo no quiero al comercial que más me vende, sino uno con valores. Tenemos que ser buenas personas y con esto tenemos el éxito asegurado, porque nos va a permitir tener unas relaciones cercanas y honestas con el cliente.

- ¿Qué les aporta el I+D+i?

- Este departamento de ingeniería nos permite diferenciarnos de los competidores. Nos permite hacer unos productos con un valor añadido. La tecnología nos ha ayudado mucho en este campo. Nuestro objetivo es hacer productos de calidad a precios razonables.

- ¿Qué retos tiene por delante Irudek?

- Queremos seguir expandiéndonos y que cada vez se nos reconozca más. Uno de nuestros grandes retos va a estar en abordar el mercado americano. Esto lo tenemos que acompañar con el hecho de asentarnos bien en los países en los que ya estamos. A nivel interno, vamos a realizar una fuerte inversión para mejorar nuestras instalaciones. Además, somos una empresa que ha crecido mucho en los últimos años y tenemos que seguir por este camino. No nos tenemos que desviar.

- ¿Qué le llevó a fundar Irudek?

- Estudié peritaje mecánico, pero mi vocación siempre ha sido comercial. Trabajé muchos años en una empresa química y luego en otra de seguridad. Siempre he sido una persona muy inquieta y con dos compañeros de esta compañía decidimos crear Irudek, porque teníamos experiencia en este mercado y conocíamos a muchos clientes. Así empezamos a avanzar. Nuestros inicios fueron como distribuidores, pero decidí que también fuéramos fabricantes. Teníamos que ser nuestra propia marca y es con lo que nos hemos quedado.

- ¿Cómo debe ser actualmente el liderazgo?

- Mi liderazgo lo ejerzo desde el punto de vista de la dirección, así que mi misión se centra en transmitir al resto de la plantilla lo que quiero que sea esta empresa. Marcar el camino. He de transmitir las ideas de una manera clara y conseguir que la gente crea en mí. El empresario tiene que dar ejemplo. Además, intento que esta empresa sea como una familia. Las reuniones más productivas son aquellas en las que tomando un café tranquilamente hablo con el equipo. Dentro de la cordialidad y en un ambiente relajado. Eso sí, las personas deben tener clara su función.

- Casi 30 años al frente de Irudek. ¿cómo se toman buenas decisiones?

- He ganado mucha experiencia comercial, bancaria y en la toma de decisiones. A mí me pagan para decidir y esta capacidad que he conseguido es un valor añadido para la empresa. No se trata de tomar las decisiones solo. Hay que saber escuchar al resto del equipo y actuar en función de las ideas que te transmiten. Al final, las decisiones que tomamos entre todos son las mejores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos