Trabajo quiere elevar la tarifa plana para autónomos de 50 a 75 euros

Una mujer comprando en la frutería. /Efe
Una mujer comprando en la frutería. / Efe

El Ministerio de Valerio pretende aplicar un incremento de las cotizaciones de hasta el 12,5% para «mejorar sus prestaciones», pero las organizaciones se niegan

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El Ministerio de Trabajo ha planteado a los autónomos subir la tarifa plana de los 50 euros mensuales actuales a 75 durante el primer año de afiliación a la Seguridad Social. La medida será para los empresarios que no tengan más de diez empleados siempre que pasado ese tiempo continúe su afiliación como autónomos por un tiempo aún indeterminado. De otra forma, el periodo que se haya cotizado con la tarifa plana se considerará media jornada. Según el Gobierno, esta exigencia se debe a que tienen comprobado que solo el 30% de los beneficiarios se mantienen en el régimen de autónomos después del primer año. El resto deja de cotizar o encuentra trabajo como asalariado y la Seguridad Social pierde recursos.

Se trata de una medida que desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) rechazan «frontalmente» y consideran «poco serio» que Trabajo argumente que solo el 30% de los beneficiarios continúa en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), si se tiene en cuenta que «apenas han pasado nueve meses desde que se puso en marcha la actual tarifa» y todavía se está disfrutando de ella.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, aseguró que «no es el momento» de revisar esta medida porque el número de trabajadores autónomos está creciendo el triple que el año pasado y es, además, una iniciativa aprobada por unanimidad en el Parlamento.

Desde la organización de autónomos UPTA señalan que aceptarían subir las cotizaciones de los autónomos entre 12 y 20 euros al mes siempre y cuando se mantuviera la base mínima actual, los autónomos recibieran cobertura por todas las contingencias (comunes, profesionales, cese de actividad y formación) y se bonificara el 100% de la cuota desde el segundo mes natural a los autónomos que sufran una incapacidad temporal por contingencias comunes. En cuanto a la tarifa plana, subrayaron que elevarla desde los 50 a los 75 euros sería razonable siempre que se mantuviera dos años y no uno, como plantea Trabajo.

Tres formas de cotización

Y en el plano de las cotizaciones, Trabajo ofreció tres escenarios a las organizaciones de autónomos con las que se reunió este martes. Con esta propuesta pretende llegar a un acuerdo contrarreloj antes de que acabe el año para actualizar las cotizaciones a la Seguridad Social de estos trabajadores el año que viene.

A pesar de que esta medida será algo provisional antes de que entre en vigor la reforma anunciada en la que se pagará en función de la facturación, pero que será a partir de 2020.

En los tres escenarios los dos conceptos de la cuota final pasan de ser voluntarios a ser obligatorios, las contingencias profesionales y el cese de actividad. «Las prestaciones suficientes se obtienen cotizando más», decía el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, al inicio de la conversación con las organizaciones. Y es que por parte del Gobierno, pagar más significa que «aumenta la protección de este colectivo».

Así, el primer escenario que proponen es subir la base un 1,25% hasta 945 euros al mes (105 menos que el régimen general de los asalariados). De esta forma los tipos de cotización que se pagan sobre ella subirían del 30,8% al 33,7%. Esto supone, según el documento, un incremento de la cuota mensual para quienes paguen la base mínima (el 85% de los autónomos actualmente) de 39,4 euros al mes.

El segundo, aumentaría la base mínima al 6,25% hasta 990 euros mensuales pero los tipos serían del 31,8%. Para los que coticen por la base mínima supondrá una subida mensual de 40,2 euros al mes. Y el tercero consta de una base de cotización de autónomos de 1.050 euros, igual que la de los asalariados, con unos tipos del 31,2%. Supondría una subida de 48,7 euros al mes. Hay que tener en cuenta que actualmente el 85% de los autónomos paga sus cuotas según las bases mínimas de 932 euros con un porcentaje de los tipos entorno al 30%.

Así, cualquiera de los escenarios supone un incremento para la mayor parte del colectivo de autónomos. La parte positiva es que el alza es inferior que si se tuviera en cuenta la subida del salario mínimo un 22,3%, como ha ocurrido los años anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos