«Los resultados son mejores cuando el cliente participa activamente»

Cristina Aguirre posa en las instalaciones de K6 Gestión Cultural, la firma que creó junto a unos compañeros en 1989./JUANTXO LUSA
Cristina Aguirre posa en las instalaciones de K6 Gestión Cultural, la firma que creó junto a unos compañeros en 1989. / JUANTXO LUSA

Cristina Aguirre reconoce que «el encuentro con otros directores» ha sido su mejor ayuda para formarse en la gestión de una empresa

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZSAN SEBASTIÁN.

«La Cultura sirve para vivir mejor y crecer como seres humanos». Cristina Aguirre es una apasionada de su trabajo al frente de K6 Gestión Cultural. «Nosotros mediamos entre los creadores de cultura y las audiencias. Tenemos un papel de intermediación», explica la directora de la empresa donostiarra.

- ¿Cuál es la situación del ámbito cultural en Gipuzkoa?

- Vivimos en un territorio que cuenta con una oferta cultural interesante y que va a más. No obstante, tenemos que trabajar más en el desarrollo de audiencias. El objetivo debe ser divulgar y democratizar la oferta que tenemos. Para esto, necesitamos trabajar con la población desde edades muy tempranas, apoyándonos en los centros escolares para fomentar el uso y disfrute de la Cultura entre los más pequeños. Podemos fijarnos en el ejemplo de los países del norte de Europa, donde suelen acudir a los museos en familia los fines de semana. La Cultura para ellos forma parte de sus vidas y les divierte. Aquí no se ha llegado a ese punto. Para alcanzar esta meta los productores de cultura tenemos que hacer un esfuerzo para ofrecer proyectos entretenidos, accesibles y compartidos, no elitistas.

La empresa

1989 año de fundación.
La empresa donostiarra cuenta actualmente con una plantilla de 26 trabajadores..
Actividad: Gestión Cultural.
Creación, programación y gestión de proyectos, museos y centros culturales.

- ¿Cómo se puede despertar el interés del público?

- Las actividades culturales que más atraen a la población guipuzcoana son las que llevan una dosis de espectáculo mayor. Cuando una producción cultural se convierte en espectáculo se le dota de una serie de ingredientes lúdicos que consiguen atrapar el interés de los medios de comunicación y así que el espectador tenga conocimiento de ella.

- ¿De qué manera tienen que gestionar empresas privadas los las actividades culturales públicas?

- Muchas de las iniciativas culturales se promueven desde el ámbito público. En la Administración hay una conciencia del valor de la Cultura como herramienta para el desarrollo y la cohesión social. Es lo que diferencia a unas sociedades de otras y el valor diferencial que lleva al progreso. Las empresas privadas que optamos a gestionar esas actividades públicas tenemos que seguir esas ideas y canalizar los eventos para conseguir un impacto positivo y resulte sostenible llevar al espectador estos proyectos. Tenemos una serie de ventajas con respecto a la gestión pública.

«Me motiva contar con un equipo ilusionado y los retos que tiene el sector»

- ¿Cuáles?

- Somos más flexibles, tenemos más capacidad de innovar y de incorporar talento. En K6 ofrecemos equipos que se adaptan muy bien a los proyectos que se presenten. Disponemos de equipos propios para cada una de las actividades o equipamientos en los que trabajos. Además, puntualmente, en función de las necesidades, se incorporan nuevos perfiles para enriquecer los proyectos.

- ¿Qué valor añadido aportan en K6 a los proyectos?

- Uno de nuestros puntos fuertes es la gran experiencia obtenida a lo largo de nuestra trayectoria profesional. En 2020 haremos 30 años de vida. Pero, más importante que esto, es nuestra capacidad para ir por delante de las demandas de nuestros clientes. Esta es nuestra clave. Estamos continuamente fijándonos en las tendencias que vienen desde Canadá, Francia o Gran Bretaña, países que se encuentran a la cabeza en gestión cultural. Traemos esos modelos aquí para ponerlos a disposición de nuestros clientes.

- ¿Qué destacaría de su equipo?

- Contamos con una plantilla muy comprometida con los proyectos. La cultura tiene la ventaja de que los resultados son inmediatos y cercanos, y esto motiva y produce mucha satisfacción y un sentimiento de pertenencia. Me gusta decir que nuestros equipos trabajan con el cliente, no para ellos. Los proyectos en los que el cliente participa activamente los resultados son mejores. Además, contamos con personas con mucha capacidad para trabajar en equipo.

- ¿Por qué fundó K6?

- Cuando terminé de estudiar Geografía e Historia, me centré en buscar becas para trabajar en temas culturales. Siempre he tenido claro que quería desarrollar mi vida laboral en este sector y crear un proyecto propio. Primero estuve en Arteleku y allí coincidí con unas compañeras con las que luego fundé K6. A finales de los años 80 empezó la expansión de museos y equipamientos culturales aquí, lo que supuso una oportunidad para nosotras. Desde entonces, he estado vinculada a este proyecto.

- ¿Qué ha supuesto la creación de esta compañía para usted?

- Me ha permitido mantener viva mi pasión por el ámbito de la Cultura. Ademas, me produce satisfacción llevar a cabo un proyecto pionero empresarial.

- Finales de los 80, ¿comprendían las empresas y personas a qué se dedicaban en K6?

- El término de gestión cultural se empezó a acuñar hacia 1985 en ciudades como París. Comenzamos nuestra andadura cuando todavía aquí no se conocía bien lo que era la gestión cultural. El mercado no existía. Había desconfianza. No se entendía la relación que había entre cultura y gestión. Hubo que enseñar en qué consistía nuestra idea y cuál es nuestro trabajo. Ahora, todo el mundo sabe en qué consiste, e incluso hay másteres que abordan esta cuestión.

- ¿Qué le motiva ahora?

- Me agrada contar con un equipo formado por personas ilusionadas por su trabajo y los retos que están por llegar. La tecnología ha llevado a cambiar el modelo de este sector. Antes unos producían actividades y otros las consumían. Aquí quedaba todo. Ahora, existe una comunicación bidireccional y hay que saber cómo afrontarla para ganarse el interés del público.

- ¿Cómo se ha formado para dirigir una empresa?

- Acudir a encuentros entre empresarios ha sido lo que más me ha ayudado para formarme en este campo. Este intercambio de experiencias con otros directores, aunque no se dediquen a mi mismo sector, me ha servido para afrontar mis propias dificultades. También me ha resultado útil escuchar a mis propios compañeros de la empresa. Hay que saber intercambiar opiniones para mejorar en el campo de la dirección.

- ¿Cuál es el papel del líder?

- Un líder solo puede realizar su trabajo si el resto del equipo se lo permite. Por eso, tiene que ganarse la confianza y no defraudar, porque cualquier error se paga caro. El líder debe escuchar y motivar para dirigir al resto a los objetivos.

 

Fotos

Vídeos