Alex Belaustegi: «La empresa tiene que dotar a sus equipos de libertad y responsabilidad»

Alex Belaustegi: «La empresa tiene que dotar a sus equipos de libertad y responsabilidad»

El CEO de Indar estima que «es necesario incorporar talento» a la empresa y para ello hay que contar con «un proyecto atractivo»

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZBEASAIN.

«No somos una planta productiva. Nos consideramos un agente tecnológico de excelencia en nuestro sector». Alex Belaustegi se muestra orgulloso de estar al frente de Indar, que forma parte del grupo Ingeteam. El director tiene claro que «a los equipos hay que dotarles de libertad y responsabilidad».

- ¿Cuál es el auténtico motor de Indar?

1940
año de fundación.
1940
La empresa cuenta en plantilla con 856 personas, de los cuales 700 trabajan en la planta principal ubicada en Beasain, unos 125 en la de Milwaukee (EE UU) y 31 en la de Castellón.
1940
Actividad
Industria
Diseño y fabricación de motores y generadores eléctricos y de conjuntos de bomba-motor sumergible.

- Los grandes profesionales que integran esta compañía. Mi predecesor, Ramón Rodríguez, decía que el equipo tiene que contar con libertad y responsabilidad: libertad para tomar decisiones y responsabilidad para saber lo que supone esa toma de decisiones. No hay que tener miedo a errar, pero hay que aprender de ello. Todo el equipo de Indar es consciente de esto y de que sus acciones tienen impacto en el resto de compañeros. Esto hace que se sientan parte de un proyecto y que contribuyan a que vaya para adelante. Formamos un grupo comprometido y que está logrando algo bonito.

«Para tener éxito hay que integrar nuestra estrategia en la de nuestros clientes»

- ¿Cómo se consigue contar con un equipo altamente cualificado?

- La clave se encuentra en fidelizar a los trabajadores que ya trabajan en la empresa e incorporar personas con talento cuando sea necesario. Para ello, hay que ofrecer un proyecto atractivo, porque nos encontramos en un entorno muy competitivo. En el Goierri hay grupos muy potentes, como CAF, Ampo, Indar o Irizar, entre otros. Mantenemos una lucha sana por incorporar perfiles interesantes a nuestras compañías. Todos nos movemos en la misma línea. Además, la empresa debe tener contacto directo con los centros de formación: universidades y escuelas de FP.

- ¿De qué manera se distingue Indar de la competencia?

- Lo más importante para tener éxito es integrar nuestra estrategia en la de los clientes. Buscamos comprender qué buscan y entender cómo emplean nuestros productos con la finalidad de dar soluciones a sus necesidades. Además, nos presentamos como una empresa que ofrece un producto customizado, de nicho, y no de catálogo. Somos un socio tecnológico que va más allá del producto.

- Y, ¿en lo referente a la innovación?

- Destinamos regularmente entre cinco y seis millones de euros a I+D. Nos amparamos en el dominio de nuestra propia tecnología y damos especial relevancia a explotar nuestros bancos de pruebas, una actividad que nos permite afirmar que nuestros productos salen al mercado con todas las garantías. Gracias a este aspecto los clientes nos tienen en una gran consideración.

- ¿Qué les aportan los más de 75 años de experiencia?

- Esta larga trayectoria nos ha ayudado a aprender de los errores y los éxitos del pasado. Hay que señalar que a mediados de los 90 estuvimos muy cerca de desaparecer, algo que se abortó gracias a la llegada de Ingeteam. Esa etapa ya queda muy atrás y está olvidada. Pero en mi equipo de dirección cuento con grandes profesionales que vivieron aquellos duros momentos, y cuya memoria y aprendizaje nos sirve para estar prevenidos y evitar caer en los mismos errores. Esta experiencia, acompañada de la frescura y el impulso de nuevos trabajadores, hacen que Indar tenga por delante un proyecto interesante.

- ¿Qué supone formar parte de Ingeteam?

- La entrada en este grupo supuso un apoyo en el aspecto de inversión, ya que la empresa se encontraba en una situación delicada. Y sigue siendo un aporte financiero. Nos ha permitido dotarnos de medios, tanto productivos como tecnológicos. También supone un apoyo desde el punto de vista comercial. Y, sobre todo, un orgullo, ya que Ingeteam es un grupo muy arraigado en Euskadi, que a su vez tiene la ventaja de que la toma de decisiones se lleve a cabo cerca.

- ¿Cuál ha sido su trayectoria hasta ponerse al frente de esta empresa?

- Al acabar la licenciatura de Ingeniería Eléctrica, en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Bilbao, en 1998, comencé a hacer un MBA, que completé entre Deusto, Nantes y Bradford (Inglaterra). Una vez finalizado, trabajé en varias organizaciones, como una empresa de automoción o el ente vasco de la energía y Sener. En 2002, me incorporé a Indar, donde básicamente he desarrollado mi trayectoria como director.

- Actualmente, ¿cómo hay que dirigir una empresa?

- En mi opinión, hay que poner el foco en la estrategia. Tiene que existir una gran comunicación en la compañía para conseguir una buena coordinación y transmitir correctamente qué es lo que buscamos. Esta comunicación tiene que ir más allá de la típica reunión anual. Han de realizarse varias a lo largo del año, ya que esta vía es la manera de conseguir que los trabajadores se sientan parte del proyecto.

- ¿Cómo se consigue que esa comunicación llegue a todos los trabajadores?

- Hay que guiarse por cadenas de responsabilidad y equipos de gestión, porque desde la dirección no podemos llegar a todos los trabajadores en una empresa de más de 800 personas. Nuestro modelo organizativo se implantó en 2005. Desde entonces se ha realizado alguna evolución, pero no ha tenido muchas variaciones. Nos dividimos por líneas de negocio y procesos de apoyo. En este modelo matricial hay unos responsables que forman unos equipos de dirección con roles y unas funciones muy claras. Yo gestiono y me interrelaciono con mi equipo y todo esto se va desplegando en equipos organizativos. Se trata de un mecanismo que tiene que procurar que la empresa esté bien engrasada y esos ámbitos de libertad y responsabilidad en los equipos de gestión y operativos.

- ¿Cuáles son las claves para que una empresa prospere?

- Un proyecto sostenible y rentable. Para ello hay que diversificar y buscar proyectos a futuro y con futuro. Y eso lo tenemos que conquistar y no hay otra manera que fabricándolo. Hay que estar al corriente del producto que comercializa la empresa y del propósito que persigue. Se necesita entender y tener claro qué buscan los clientes y estar cerca de ellos con la intención de que tengan siempre en su mente nuestra compañía. Hay que estar siempre a la vanguardia y ser la solución de referencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos