Los gestores de las cajas siguen pasando por el banquillo

Varios directivos de Novacaixa Galicia, ante la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo./Efe
Varios directivos de Novacaixa Galicia, ante la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo. / Efe

Bankia es solo la punta del iceberg de casos como los de Novacaixagalicia, Catalunya Caixa o la CAM

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La bonanza que vivió España hasta bien entrado 2008 derivó en una crisis económica sin precedentes, pero también en una causa casi general contra los responsables de las antiguas cajas de ahorros que aspiraban a convertirse en verdaderos grupos bancarios incluso con presencia internacional. Los problemas judiciales de aquellos gestores no hacen diferencias entre siglas políticas ni comunidades. Muchos de ellos, por unas actuaciones u otras, están en prisión; se encuentran en el banquillo; o aún están siendo investigados.

Los primeros responsables de una caja de ahorros que cruzaron las puertas de una cárcel fueron los exdirectivos de Novacaixagalicia. Fueron condenados a dos años de prisión acusados de administración desleal al apropiarse de 22 millones de euros entre planes de pensiones e indemnizaciones por despido cuando la entidad ya había recibido la primera de las tres inyecciones de dinero público que le fueron necesarias para salvarla.

En una situación similar se encuentra el expresidente de Catalunya Caixa, Narcís Serra, quien se sienta en el banquillo desde el pasado 5 de octubre por los sueldos cobrados por los ejecutivos de la entidad, cuando la caja también estaba en pleno declive. Serra se enfrenta a una pena de cuatro años de prisión por dos presuntos delitos de administración desleal a petición de la Fiscalía.

Otra causa, la de las preferentes de la CAM fue suspendida en verano por la Audiencia Nacional, después de que las acusaciones particulares se retiraran y solicitaran el sobreseimiento alegando la 'doctrina Botín'.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos