La tecnología marca el rumbo del mercado laboral

La tecnología marca el rumbo del mercado laboral

Gran parte de las nuevas contrataciones del futuro tendrán lugar en el área de las IT. Análisis de datos, ciberseguridad o business intelligence son ya algunas de las profesiones más demandadas... y mejor remuneradas

JORGE MURCIA

Hay pocas certezas a la que agarrarse cuando hablamos del mercado laboral, regido hoy en día por la incertidumbre. Pero en una cosa coinciden muchos expertos: que gran parte de las contrataciones del futuro (y casi se diría que del presente) tendrán lugar en el campo de las tecnologías de la información, conocidas como IT. «En un clima de negocios impulsado por fuerzas digitales e innovación constante, cada empresa tiene hoy en día una vertiente tecnológica que afecta a todos los aspectos del negocio. Así, somos testigos a diario de cómo se impulsa el diseño del producto, de cómo se transforma el modelo de negocio y de nuevas maneras de conectar con la competencia», explica José Luis Díaz Cepero, socio director de Consultoría&Business Process Management de Deloitte.

La consultora ha elaborado, junto Infoempleo, una guía con la que «arrojar un poco de luz sobre los nuevos desafíos a los que se enfrenta nuestro mercado laboral, que tiene en la tecnología su principal motor de cambio», sostiene Jorge Guelbenzu, director general del portal de búsqueda de trabajo. La guía analiza además 17 profesiones del sector IT «que serán claves en el futuro».

Empleos que giran a un grupo de tecnologías que, según el estudio, dominarán el mercado laboral. Por ejemplo, el 'cloud computing' o servicios en la nube, que se afianzará como la tecnología «más importante de la próxima década». O el internet de las cosas. Los autores del informe destacan que dentro de tres años existirán entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos que se conectarán a internet, «proporcionando a los ciudadanos, instituciones y empresas, millones de datos y referencias disponibles para ser utilizados en la toma de decisiones». O las tecnologías cognitivas como el aprendizaje automático, el procesamiento de lenguajes naturales, el reconocimiento de voz, o la inteligencia artificial. Según Deloitte, en 2020 el 85% de las 100 primeras empresas de software a nivel mundial habrán incorporado a sus plataformas este tipo de avances.

Será el tipo de compañías que den un impulso a las profesiones del futuro. Estas son algunas de ellas.

Desarrollador Android

Este tipo de profesionales se dedican al diseño, desarrollo y/o mantenimiento de programas y aplicaciones para dispositivos móviles con sistema operativo Android. Básicamente, el 'Android developer' crea el código, realiza las pruebas, hace las correcciones y diseña o asiste en el diseño de la base de datos de los programas instalables en smartphones y tablets.

Los desarrolladores Android suelen ser titulados universitarios en ramas muy diversas: ingeniería de software, informática, de sistemas o similares. También se valora mucho la formación de postgrado en desarrollo y diseño de aplicaciones móviles. El sueldo de estos profesionales suele oscilar entre los 25.000 euros de los más jóvenes hasta los 45.000 de aquellos con más de 5 años de experiencia.

Audit analyst (auditor de datos)

Un audit analyst, cuya traducción al español sería «auditor de datos», forma parte del equipo de analítica digital y se encarga de comprobar que los datos sobre los que se basan las decisiones corporativas están completos y son totalmente exactos y correctos. Provienen de titulaciones como Administración y Dirección de Empresas, Economía, Matemáticas, Ingeniería Informática, Industrial o de Telecomunicaciones. Además, normalmente cuentan con certificaciones como Google Analytics o Adobe SiteCatalyst (Omniture). Su retribución suele estar entre los 34.000 y los 54.000 euros.

Big Data architect

Los 'arquitectos' del Big Data dirigen el diseño y la implementación se soluciones para la gestión de grandes volúmenes de datos, siempre en función de las necesidades de cada empresa. Se trata de encontrar patrones repetitivos dentro de esa ingente cantidad de datos: según Google, cada 48 horas generamos tanta información en la Red como en toda la historia de la civilización. Esta profesión encuentra enormes oportunidades de desarrollo en áreas como la sanidad, el cibercrimen o el funcionamiento de las ciudades. El sueldo medio varía entre los 50.000 y 60.000 euros anuales.

Experto en ciberseguridad

Una de las profesiones con mayor proyección en España. No en vano, en nuestro territorio se concentra alrededor de un 20% se los ciberataques que se producen en el mundo, y sólo es superado en esa estadística por Estados Unidos. Los sectores más afectados por esta nueva gama de delincuencia son la banca, las aseguradoras, las empresas de juego 'online', las redes sociales y las compañías de 'hosting'.

Estos profesionales detectan los fallos de seguridad que puede tener una empresa en sus diferentes espacios virtuales (tanto externos como internos) y habilitan mecanismos para evitar los posibles ataques a esos puntos vulnerables. Se calcula que para 2020 la demanda de expertos en ciberseguridad alcance los 1,5 millones en todo el mundo para trabajar tanto en empresas como en organismos públicos.

El suelo anual medio de uno de estos profesionales fue de 88.890 dólares en 2015 en Estados Unidos. En España la horquilla se sitúa entre los 33.000 euros al año como media para puestos técnicos de menor experiencia y responsabilidad, y los 50.000 euros que suelen percibir los directores del área de seguridad informática.

Ethical hacker

Muy relacionada también con el ámbito de la seguridad está la labor de los ethical hacker, o hackers 'buenos'. Su misión consiste en burlar la seguridad del sistema informático de una organización a través de distintas pruebas de intrusión o penetración que se conocen como 'pentest'. Una vez detectados los fallos, informará a la compañía de la vulnerabilidad a la que está expuesta y propondrá una serie de mejoras para reforzar su seguridad.

Aparte de poseer una gran pasión por la tecnología y una mente inquieta, las empresas también suelen pedir alguna certificación especializada en la seguridad informática. Sobre todo CEH (Certified Ethical Hacking), pero también OSCP, OSCE, OSWE, GPEN, GWAPT, o GXPN.

Pese a que entre los 'hackers' suelen ser en muchos casos autodidactas, tendrán más posibilidades de ser contratados por una empresa si poseen titulación en ingeniería informática, de telecomunicaciones o de 'software'. El sueldo va desde los 45.000 euros anuales de un perfil junior, a los 115.000.

Customer intelligence specialist

Se encarga de manejar los datos internos de una empresa y combinarlos con otras fuentes de información externas con el fin último de entender la manera en la que los clientes se relacionan con la compañía según sus productos y servicios. El 'customer intelligence specialist' recoge esa información, la filtra, analiza, y a partir de ahí elabora estrategias comerciales. Como gran parte de su trabajo gira alrededor del análisis de datos, el tipo de titulaciones más demandadas para estos profesionales son las económicas, matemáticas, estadística, e ingeniería informática.

Según el estudio de Infoempleo y Deloitte, las empresas que demandan este perfil en España ofrecen una banda salarial que se sitúa entre los 30.000 y 37.000 euros al año para puestos técnicos de menor experiencia y responsabilidad, «cifra que se puede ver incrementada hasta los 66.000 euros para puestos de director técnico».