Pelota

Ezkurdia aprovecha el dominio de Rezusta en Sunbilla para someter 22-13 a Altuna III

J.L.SAN SEBASTIÁN.

Habrán escuchado y leído miles de veces que la pelota es redonda. Más todavía durante el verano. El mismo Joseba Ezkurdia que la noche del viernes no dio casi una a derechas en el Ogueta de Vitoria, recuperó las hechuras del vigente campeón del Cuatro y Medio ayer en Sunbilla para vencer 22-13 en compañía de Rezusta frente a Altuna III y Martija.

El delantero de Arbizu, autor de tan solo cuatro tantos de jugada en la final de Vitoria, firmó esta vez quince. Donde no veía un solo hueco se le abrieron agujeros enormes por donde colar la pelota dieciocho horas después. Contribuyó al cambio el dominio ejercido en la zaga por Beñat Rezusta -su mano izquierda está mejor-, muy superior a un Julen Martija al que le pesó su segundo partido en menos de veinticuatro horas, la misma semana en la que había sido capaz de disputar tres en 72. Misterios de la pelota. Ya saben, es redonda.

Jokin Altuna, que terminó con ocho tantos de jugada más uno de saque en el apartado positivo, arropó al compañero, trabajó, peleó, dio la cara... No bastó y sumó su segunda derrota consecutiva tras la sufrida el domingo anterior en Bera. Dispone de oportunidades para variar esa tendencia ya que el de Sunbilla era el primero de sus cinco compromiso en el plazo de siete días. Un minimaratón.

Marcador (primera cifra para Ezkurdia-Rezusta): 1-0, 1-1, 5-1, 5-5, 8-5, 8-7, 11-7, 11-11, 14-11, 14-12, 16-12, 16-13 y 22-13. Ningún tanto de saque Ezkurdia por uno Altuna III. 537 pelotazos en 61 minutos.