MotoGP

Valentino Rossi se niega a darle la mano a Marc Márquez

Márquez le ofrece la mano a Rossi. /
Márquez le ofrece la mano a Rossi.

El piloto español le propone hacer las paces al italiano en rueda de prensa, pero este se niega ante la sorpresa de todos

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La tensión entre Marc Márquez y Valentino Rossi va camino de no terminarse nunca. En la rueda de prensa previa al GP de San Marino de MotoGP que se disputa este fin de semana en Misano, el piloto español fue preguntado si sería capaz de hacer las paces con el italiano, a lo que contestó que sí ofreciendo la mano a Rossi.

La sorpresa de todos fue cuando Rossi con un gesto con la cara le negó el saludo en presencia de otros pilotos como Andrea Dovizioso o Jorge Lorenzo.

Este miércoles, Márquez aseguró en la televisión italiana TV8 tras su visita al Papa Francisco -junto a Dani Pedrosa- que estaría dispuesto a hacer las paces con Valentino Rossi con el que lleva teniendo muchas diferencias desde hace años. Antes de que comenzara la rueda de prensa, el español matizó sus palabras y señaló que «sólo dije que me gustaría no tener esta tensión».

En la sala de prensa, el de Yamaha aseguró que «no lo sé. Se me hace raro escuchar eso. En realidad no hay ningún problema entre Marc y yo. No sé porque tenemos que hacer las paces, creo que todo está bien», comentó en tono irónico.

Mal gesto de Rossi

Marc Márquez se quedó en silencio ante las palabras de Rossi, pero la rueda de prensa continuó hasta que de nuevo una pregunta al español y al italiano devolvió la polémica al primer plano. «Por mí está bien, si él no tiene problemas yo se la doy», dijo Márquez en alusión a darle la mano para hacer las paces. El español ofreció la mano a Rossi, pero con un gesto despectivo con la cara le negó el saludo con un solitario «no», acompañado de un movimiento de cabeza.

Ante la reacción del italiano, Márquez dijo: «Ya lo veis, las cosas están así», dijo Márquez. «Bueno, ya es la segunda vez», en alusión al GP de Argentina cuando el italiano no quiso aceptar sus disculpas después de que el español tirara al suelo al de Yamaha. «No necesitamos darnos las manos, está todo bien. No tenemos ningún problema», añadió Valentino, tirando de nuevo de ironía. La guerra sigue abierta.

 

Fotos

Vídeos