Balonmano

Ganar sufriendo sabe mejor

El Bidasoa continúa con la buena racha con otra victoria. /LUSA
El Bidasoa continúa con la buena racha con otra victoria. / LUSA

El Bidasoa-Irun fue perdiendo por seis en el primer tiempo y saludó al segundo con un parcial de 7-1 que le metió de nuevo en el partido

i. a.
I. A.

Hace tres semanas el Bidasoa-Irun le ganó por once goles al Teucro (32-21) y nadie puso ninguna pega a que en ese partido faltara un ingrediente que engrandece los eventos deportivos, la emoción. Pero victorias como la del sábado, por dos goles, saben mejor. Aunque igualmente son dos puntos para el casillero, los conseguidos contra un Angel Ximénez AVIA Puente Genil por un sufrido 25-23 parece que tienen más valor.

Pero solo parece. A fin de cuentas son dos puntos y un total de trece después de nueve jornadas disputadas, lo que mantiene a los de Jacobo Cuétara en la segunda posición contra todo pronóstico. Igual que nadie se aventuraba a ver a los amarillos tan arriba con casi un tercio de la competición cubierto, tampoco había quien osara hablar de poder clasificarse para la Copa Asobal. Y eso es ahora un objetivo real para el Bidasoa-Irun, que en las seis jornadas que quedan para acabar la primera vuelta deberá mantenerse entre los cuatro primeros para lograrlo.

Si juega como lo hizo en el segundo tiempo del sábado, no tendrá problemas. Si lo hace como en el primer tiempo, es posible que tenga que despedirse de ese inesperado objetivo.

En ese primer tiempo, o específicamente en los primeros veinte minutos, el Bidasoa-Irun estuvo a merced de un Puente Genil que, como había avisado Cuétara, sorprendía ver en el cuarto puesto por la cola. El equipo cordobés marcó el primer gol y, salvo el 1-1, siempre fue por delante en el marcador. Ver un 4-6 en el marcador extrañaba pero no preocupaba. Lo segundo vino con un parcial de 0-4 que dio a los andaluces seis goles de ventaja (4-10 y 5-11).

Errático en la elaboración, sufriendo la buena actuación del portero rival y, además, sin mostrar el nivel defensivo de otras ocasiones, el Bidasoa-Irun estaba al borde del KO. Se pasó casi siete minutos sin marcar gol y entonces surgió Azkue para firmar cuatro en el parcial de 4-2 que dio algo de oxígeno.

El partido se reanudó con exclusión casi completa que arrastraba el Puente Genil desde el final del primer tiempo y el Bidasoa-Irun se apoyó en eso para primero cerrar esos casi dos minutos con 2-0 y después seguir engordando el parcial hasta un 7-1 en menos de ocho minutos que le dejaba por delante en el marcador, 15-13.

El efecto Ledo

Los irundarras estaban de nuevo metidos en el partido, pero no lo tenían amarrado. Nada más lejos de la realidad. El equipo andaluz siguió a lo suyo y consiguió ponerse de nuevo por delante en el marcador, 17-18 y 18-19. Entonces llegó un arreón que, sin ser definitivo, ayudó a allanar el camino.

Xoan Ledo, que al minuto quince había sustituido a un Rangel que solo llevaba dos paradas, fue una de las claves de la remontada y posterior victoria. Acumuló una decena de intervenciones en 45 minutos (38,5%) y suyo fue uno de los goles clave del partido. Con 21-19 atacaba el rival, el balón acabó en manos del portero gallego y éste, aprovechando que bajo la otra portería no había nadie porque el Puente Genil intentaba paliar los efectos de una exclusión alineando a seis jugadores de campo, hizo un lanzamiento de casi cuarenta metros que supuso el 22-19. Después marcó Iker Serrano para poner la guinda a un parcial de 5-0.

23-19 y menos de cinco minutos por jugar. Aunque parecía ganado, hubo que esperar hasta la última jugada, cuando Azkue hizo el 25-23 a doce segundos del final.

El Bidasoa-Irun sigue en la cresta de la ola, una ola en la que quiere llegar, como mínimo, hasta la Copa Asobal de Lleida.

25 Bidasoa

Rangel, Zabala (1), Odriozola (3), Serrano (3), Barthe, Renaud (2), Tesoriere -siete inicial-, Ledo (1 gol), Cavero, Aldaba, Esteban Salinas (2), De la Salud (3), Rodrigo Salinas (4) y Azkue (6, 2 p.)

23 Puente Genil

Lombés, Jiménez (5), Cuenca (2), Castro (6, 1 p.), Tua (2), Rudovic (1), Domenech (1) -siete inicial-, De Hita, Costa, Monteiro (2), Moyano (2), Chaparro, Vázquez y Porras (2)

Parciales:
1-2, 2-3, 4-7, 4-9, 7-11, 8-12; 12-13, 15-14, 17-16, 19-19, 22-19, 25-23.
Árbitros:
Escoda y Sánchez. Excluyeron a los locales Barthe (dos veces) y a los visitantes Chaparro (dos veces), Castro, Rudovic y Vázquez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos