Clasificación Euro 2020

España gana tiempo y alcanza el verano como líder

Morata y Sergio Ramos celebran uno de los goles. /Pierre-Philippe-Marcou (Afp)
Morata y Sergio Ramos celebran uno de los goles. / Pierre-Philippe-Marcou (Afp)

Un gol de penalti de Ramos, pichichi después del Mundial con siete goles, desniveló el duelo que deja primera destacada a una selección que aún no tiene un plan definido

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Sergio Ramos, antes de casarse, no pudo evitar convertirse en protagonista decisivo para que España se marche a tomar el sol y desconectar como líder destacado de grupo camino de la Euro 2020. Lo fue desde antes del partido, al recibir un homenaje por ser el que más partidos ha ganado en la historia de la selección. Recogió el galardón, otro más en su palmares al que sólo le falta la Liga de Naciones, al ritmo de 'Don't stop me now' de Queen.

Y es que si hay un récord a la vista nada puede detener al central, que ha obrado 7 goles en sus últimos 8 partidos con España y es el máximo goleador de la 'era Luis Enrique'. Muchos de penalti, suerte en la que lleva 13 lanzamientos sin fallo. Gracias a esa puntería puede presumir de haber igualado a Zarra (con 20 goles) con una España que, pese a contar con buenos y jóvenes mimbres, aún vive de los veteranos.

El 3-0 final, gracias a los dos goles postreros de Morata y Oyarzábal cuando Suecia se abrió en busca de un empate en el que no confió, no debería tapar que España volvió a sufrir para optimizar su posesión y las ocasiones ante un rival muy replegado. Sólo el penalti de Ramos, que no optó esta vez por emular a Panenka, desniveló un encuentro que controló por completo 'La Roja', gracias a Parejo y Fabián, pero le faltó claridad para crear ocasiones de manera continuada ante una Suecia que, por momentos, estuvo muy cómoda.

3 España

Kepa, Carvajal, Sergio Ramos, Iñigo Martínez (Diego Llorente,min. 88), Alba, Busquets, Parejo, Fabián Ruiz, Asensio (Morata,min. 65), Rodrigo (Oyarzábal,min. 71) e Isco.

0 Suecia

Robin Olsen, Lustig, Jansson, Helander, Augustinsson, Sebastian Larsson (Isak,min. 81), Ekdal (Olsson,min. 86), Claesson (J. Johansson,min. 26), Forsberg,Quaison y Berg

Goles:
1-0: min. 64, Ramos, de penalti. 2-0: min. 85, Morata, de penalti. 3-0: min. 87, Oyarzábal.
Árbitro:
William Collum (Escocia). Amonestó a Alba
Incidencias:
Estadio Santiago Bernabéu. 72.205 espectadores, de ellos unos 1.500 suecos. Cuarta jornada de la fase de clasificación para la Euro 2020 en el grupo F. Minuto de silencio por José Antonio Reyes y Leonard johansson, ex presidente de la UEFA. La FEF homenajeó a Sergio Ramos por llegar a 122 victorias con la selección antes del inicio del partido con una placa al ritmo de la música de Queen, 'Don't stop me now', acompañado de sus hijos. Fabián Ruiz jugó su primer partido como titular con la selección absoluta. Robert Moreno volvió a ejercer de seleccionador por ausencia de Luis Enrique.

El cuadro escandinavo, que dejó llegar a su rival hasta tres cuartos de campo, ya demostró en el Mundial que repliega muy bien y es capaz de sobrevivir a los centros laterales. Además, cuando robaba por dentro a Busquets, que se convirtió en tercer central para sacar la pelota jugada desde atrás y estuvo algo impreciso en el inicio, comprometía a España, sujetada por Ramos e Iñigo. Eso sí, cuando ya perdía en la segunda mitad el cuadro nórdico demostró no tener, o saber ejecutar, un plan B.

Fabián y Parejo conectaron

Es verdad que el partido era el último de una campaña que, para algunos, empezó en julio. Piernas y sobre todo mentes agotadas para un duelo sin seleccionador presente, que se comunica por necesidad desde la distancia por mensajería con un cuerpo técnico que está rindiendo mejor que hace cuatro campañas, en el año del segundo triplete azulgrana.

La primera gran decisión de Robert Moreno fue completar el relevo en la portería, dando confianza a Kepa que ha jugado todos los partidos desde que el asturiano se ausentó en Malta tras el triunfo ante Noruega. El vizcaíno, tras ganar la Europa League con el Chelsea, pudo cumplir su ambición de ser titular en el Bernabéu, donde brilló con el Athletic en su última visita, como meta local... aunque fuera con la camiseta de España.

Más información

También estuvo en el once Fabián Ruiz, apuesta joven para el mediocentro por delante de Cazorla o Saúl, junto a Busquets y Parejo, el metrónomo de esta nueva España. Regresó Carvajal, al que las lesiones sólo le han dejado jugar dos partidos tras el Mundial y fueron los únicos que España ganó ante rivales de entidad internacional como Inglaterra (1-2) y contra Croacia (6-0).

Show de Robin Olsen

Así, con Isco y Asensio escoltando a Rodrigo Moreno apareció España en un Bernabéu al que le costó entrar en calor hasta que no sonó 'Paquito chocolatero' en el descanso. Antes la selección tuvo dos ráfagas de buen juego, especialmente una en la que Robin Olsen dejó cuatro paradas consecutivas en buenos remates de Fabián desde la frontal, Parejo, Ramos en un cabezazo a bocajarro e Isco. El meta quizá entendió la letra de 'Puede ser mi gran noche' que atronó antes de inicio del encuentro.

Al final, a la quinta opción seguida en menos de un cuarto de hora, le consiguieron batir pero el asistente pitó fuera de juego de Parejo en un cambio de juego de Iñigo Martínez que no era. Tampoco estaba en posición inválida su compañero Rodrigo, que había remachado el regalo a la red. Un buen momento para recordar a los nostálgicos anti-tecnología cómo era el fútbol sin VAR.

Suecia parecía no agobiarse, incluso cuando Claesson se lesionó intentando montar una contra al quedarse la rodilla enganchada. Entró Johansson para fortalecer el centro del campo ante una España que, quizá por desesperación, empezó a colgar balones ante las torres de Europa. Ante la imposibilidad de rematar de cabeza lo intentó de chilena el capitán, que pidió penalti al filo del descanso como Rodrigo. Ninguno lo pareció.

Mejor tras el descanso

La gente, tras el bocadillo del intermedio, comenzó a hacer la ola, lo que siempre suele ser una mala señal cuando el asunto no está decidido por goleada. España lo intentaba pero su circulación de balón era muy lenta y sufría con cada pérdida en la zona ancha. En una buena recuperación local, Parejo dejó solo a Isco ante Olsen pero el malagueño la cruzó en exceso. El partido, con una España tan previsible y lenta en la circulación de pelota, necesitaba algo que lo agitara.

Y entonces, cuando ya Luis Enrique había decidido reclutar a Morata, Larsson se equivocó al levantar la mano en una pelota puesta al área por Asensio. Penalti claro. Ramos no falló desde los once metros. El partido debería mutar con ese gol. Morata y Oyarzábal podrían correr ante una Suecia menos protegida. Apenas hubo ocasiones pero Jannson perdió una bola y Helander trabó en la carrera a Morata. Ramos ejerció de líder y dejó el penalti al punta del Atlético. Tampoco falló. Suecia bajó los brazos y encajó un gol final. España se va de vacaciones con 12 puntos, más cerca de la Euro, esperando aclararse después de reflexionar este verano y llegar a Bucarest en septiembre con las ideas más claras.