Fútbol | Segunda B

Dura derrota del Real Unión ante un Racing arrollador

La defensa del conjunto irundarra no pudo contener al ataque racinguista. / REAL UNIÓN
La defensa del conjunto irundarra no pudo contener al ataque racinguista. / REAL UNIÓN

El conjunto cántabro se mostró muy superior al Real Unión en la vuelta a los terrenos de juego de Jorge Galán

EDU PRIETO IRUN.

Un ciclón proveniente de Santander tocó tierra en Irun ayer alrededor de las seis de la tarde para arrasar con el Real Unión. La borrasca se saldó con tres tantos en la portería defendida por Irazusta, pero el golpe pudo ser mayor de no ser por el meta txuribeltz y los postes. El líder del grupo segundo demostró su superioridad en la segunda parte y pasó por encima de un Real Unión inoperante en ataque.

Y lo cierto es que el choque se mantuvo equilibrado hasta el minuto treinta y siete de la primera mitad. Sola, en detrimento de Ceberio, que había sido un fijo en la posición de pivote hasta ayer, fue la principal novedad de Domínguez en un Real Unión que se mostró competitivo en los primeros cuarenta y cinco minutos.

0 REAL UNIÓN

Irazusta, Estrada, Etxabeguren, Esnaola, Garrido, Capelete (E. Eizmendi, min. 62), Sola (Martínez, min. 72), Beitia, Senar, A. Eizmendi (Galán, min. 76) y Orbegozo.

3 RACING

Crespo, Buñuel, Puras, Castañeda, Olaortua, Ruiz, Hidalgo, De Vicente, Díaz (Jon Ander, min. 69) Cejudo (Segovia, min. 86) y Cayarga (Lombardo, min. 81).

Goles:
0-1, min. 37: Hidalgo; 0-2, min 67: Cejudo; 0-3, min.92: De Vicente.
Árbitro:
Garcés Bargada, del comité navarro. Amonestó a los locales Capelete,Eneko Eizmendi y Galán y a los visitantes Olaortua e Hidalgo.
Incidencias:
Cerca de 1.100 espectadores en el Stadium Gal. En los prolegómenos del en cuentro se guardó un minuto de silencio por Javier Alcántara, que fue entrenador del primer equipo en las décadas de los años 70 y 80.

Alain Eizmendi fue el encargado de inaugurar el capítulo de hostilidades por parte del conjunto irundarra. Primero con una buena combinación con Garrido y después recogiendo el rechace del primer córner botado por el Real Unión. Su disparo se fue lamiendo el poste de Crespo cuando todavía no se había cumplido el veinte.

La réplica del conjunto cántabro iba a llegar segundos después en las botas de Sergio Ruiz. El centrocampista racinguista dibujo un slalom que dejó atrás a varios jugadores txuribeltz pero su disparo se fue alto.

La jugada decisiva de la primera mitad llegó tras un buen cabezazo de Sola que no encontró portería y las protestas de Orbegozo, que a punto de cumplirse la media hora de partido reclamó penalti por manos cántabras. El colegiado Garcés Bargada no interpretó voluntariedad en la jugada y a continuación llegó la acción que cambió el rumbo del partido.

Los unionistas andaban inmersos en la protesta de una falta favorable al Racing de Santander en línea de tres cuartos. Sergio Ruiz aprovechó el despiste para filtrar un pase picado que encontró libre de marca a Hidalgo dentro del área y el extremo, en segunda instancia, batió a Irazusta para subir al electrónico del Stadium Gal el 0-1. Quedaban ocho minutos para visitar los vestuarios pero no hubo noticias del Unión en ataque en ese tiempo. Tampoco las iba a haber en la reanudación.

Sin respuesta

La segunda mitad dio comienzo con 'Txusta' como protagonista principal de los irundarras. Al meta se le acumuló el trabajo. Primero para lanzarse a los pies de Cayarga dentro del área y después para meter los puños a cabezazo de Olaortua.

El conjunto santanderino empezó a sumar una ocasión detrás de otra y encerró al conjunto de Domínguez en su campo mostrándose muy superior. No se habían cumplido ni diez minutos tras la reanudación y Cayerga, tras un disparo repelido de nuevo por 'Txusta', dejó el larguero temblando. El Unión fue incapaz de sacudirse la presión y con ese panorama el segundo fue cuestión de tiempo.

Cejudo, que fue un tormento para el equipo Txuribeltz durante todo el choque, fue el encargado de poner tierra de por medio a punto de cumplirse el setenta. Su disparo, desde fuera del área tocó en un defensor del Real Unión y despistó a un 'Txusta' que no pudo hacer nada.

La única noticia positiva para los de casa fue la vuelta a los terrenos de juego de Jorge Galán, que volvió a vestirse de corto ocho meses después de la rotura del ligamento cruzado anterior sufrida ante el Lealtad a principios de marzo. El navarro saltó al césped de Gal en la segunda parte con Martínez y Eneko Eizmendi pero la dinámica siguió siendo la misma. El Racing continuó campando a sus anchas. Jon Ander volvió a estrellarla en el larguero a doce minutos para el final e Hidalgo rondó el tercero en un par de ocasiones solventadas con acierto por Irazusta.

El encargado de conseguirlo iba a ser De Vicente, con un libre directo desde fuera del área a poco de escucharse el pitido final. Toca levantarse y conseguir la tercera victoria de la temporada cuanto antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos