Fútbol | Segunda B

El Real Unión puede salvarse, jugar la promoción o bajar

El Real Unión puede salvarse, jugar la promoción o bajar

Los irundarras reciben en el Stadium Gal al Tudelano (18 horas) y estarán pendientes del Izarra y el Arenas

O. TORO IRUN.

El Real Unión no pasará una buena tarde en el día de hoy. La última jornada del campeonato puede acabar bien, pero se espera un partido de los angustiosos en el Stadium Gal. Y es que los irundarras, que reciben al Tudelano a las seis, tendrán una bola en el estómago porque pueden salvarse, pero también verse obligados a disputar la promoción o, en el peor de los casos, bajar a Tercera División.

Los unionistas tienen a su favor que juegan en casa y lo hacen contra un equipo que ya no se juega nada porque se salvó la semana pasada. Esto hace pensar que, lo más lógico, teniendo en cuenta que es la última jornada, es que el conjunto local se haga con los tres puntos. La victoria irundarra no aseguraría la permanencia, pero al menos evitaría el peor de los castigos, el descenso directo. Un empate también salvaría, de momento, al equipo de Irun.

Si el Real Unión gana o empata mantendrá como mínimo la decimosexta posición y jugaría la promoción de descenso. Pero para salvarse, necesita esperar a lo que pase en otros campos. Por delante en la clasificación y con un punto más están el Arenas de Getxo y el Izarra. Los dos tienen el golaveraje ganado a los de Irun, por lo que un punto no les vale a los txuribeltz para adelantar a uno de los dos equipos.

Para evitar la promoción los de Alberto Iturralde tienen que sumar los tres puntos que se van a poner en juego y esperar a que el Arenas o el Izarra no ganen. Pero al igual que el Real Unión tiene todas las de ganar porque se enfrenta a un equipo que no se juega nada, el caso de getxotarras y navarros es el mismo.

El Arenas juega contra el Mirandés, que aunque aun puede quedar segundo y tener así un mejor cruce en los play-off de ascenso, parece que ya lleva un tiempo pensando en las eliminatorias que le pueden llevar a segunda. Y más fácil podría tenerlo el Izarra, que también juega como local y lo va a hacer ante un Sanse ya salvado.

Aun así, Alberto Iturralde comentó en la rueda de prensa previa a la jornada que confía en que alguno de sus rivales no consiga la victoria. Eso sí, lo que dejó claro el entrenador fue que «lo más importante y lo único que podemos controlar es lo nuestro, así que vamos a centrarnos en ganar el partido y luego ya veremos lo que pasa en otros campos. Queremos llevar el control del partido e intentar romper con velocidad sus líneas defensivas».

El Sanse, en Izarra

El Sanse, por su parte, jugará el último partido de la temporada en Merkatondoa contra el Izarra, también a las 18.00 porque hay horario unificado. El filial consiguió la permanencia la semana pasada con su empate ante el Arenas, aunque lleva once jornadas sin conseguir la victoria.

Los de Aitor Zulaika, de ganar, podrían acabar undécimos, pero también podrían acabar en la decimoquinta posición.