Segunda B

El Real Unión inicia su calvario hacia la permanencia

El Real Unión inicia su calvario hacia la permanencia

Los irundarras visitan esta tarde (18.00) al Jumilla murciano en el partido de ida de la promoción de descenso a Tercera División

O. TOROIRUN.

No estudiar durante el curso tiene su castigo; tener que seguir hincando los codos cuando acaba la temporada para intentar salvar el año. Es lo que le ha pasado al Real Unión, que tras una temporada insuficiente, se ha visto condenado a disputar la promoción de descenso a Tercera División. Una agónica eliminatoria a ida y vuelta en la que un equipo se salvará y el otro caerá al pozo de la Tercera.

Los irundarras lo intentaron hasta el final, de hecho llegan a este play-out después de haber ganado cuatro de los seis últimos encuentros del campeonato liguero, pero estos buenos resultados finales no han sido suficiente para lograr la permanencia sin tener que pasar por un calvario que empieza hoy.

El sorteo que se celebró el lunes en la Ciudad del Fútbol de la Federación Española le deparó al Real Unión un doble enfrentamiento contra el Jumilla, del grupo cuarto. El conjunto murciano tenía la permanencia en la mano en la última jornada, dependía de sí mismo y en el minuto 80 estaba salvado. Los jumillanos perdían, pero los demás resultados le estaban acompañando. Pero en el 83, un gol del Atlético Sanluqueño, obra de Dani Güiza de penalti, condenó al equipo de Murcia a la promoción.

La plantilla, con todos disponibles, partió ayer por carretera y entrenó y durmió en Yecla

El Jumilla cayó a la promoción en la última jornada tras una carambola de resultados

Las dinámicas en las que llegan los dos equipos a esta promoción son bien diferentes, pero nada de lo que ha sucedido hasta el momento cuenta cuando el colegiado del encuentro señale el inicio del partido a las seis de la tarde en el Uva Monastrell de Jumilla.

Toda la temporada va a estar en juego en solo dos partidos y el equipo que mejor sepa conservar la calma tendrá mucho ganado. En ese sentido, jugar el primer partido a domicilio le puede venir bien al Real Unión, que sabe que cualquier empate con goles puede ser bueno y que el simple hecho de marcar ya le puede dar una buena ventaja de cara al partido de vuelta.

Un rival peculiar

El Jumilla es un club un tanto peculiar. El dueño es chino, el entrenador portugués y en la plantilla hay jugadores de hasta diez nacionalidades diferentes. El técnico del Real Unión, Alberto Iturralde, comentó en la rueda de prensa previa al choque que «en teoría, nosotros vamos a tener más sentido de pertenencia y eso puede ir a nuestro favor».

Siempre se ha dicho que este tipo de equipos, en los que cada uno es de un sitio diferente, no están tan implicados, pero también es cierto que en el Jumilla hay muchos jugadores jóvenes, cedidos por ejemplo del Wolverhampton inglés, con quien tiene un acuerdo de colaboración, y a buen seguro que quieren lucirse en un enfrentamiento tan crítico como el de hoy.

Pase lo que pase esta tarde en Jumilla, quedará el partido de vuelta del domingo que viene en el Stadium Gal, pero Iturralde dejó claro que «afrontamos el primer encuentro como uno más y lo que queremos es ganar. Eso sí, sabemos que no va a ser un partido abierto, sobre todo en los primeros minutos, y que serán los goles, si los hay, los que determinen hacia dónde va el partido o lo que tiene que hacer cada equipo a partir de entonces».

En este apartado, en el goleador, los dos equipos llegan con números un tanto pobres, aunque los unionistas han visto puerta en más ocasiones. Los irundarras han marcado 39 tantos esta temporada y los jumillanos 31.

Veinte años en Segunda B

El Real Unión lleva veinte temporadas seguidas en Segunda B, a excepción de la 09/10, que la jugó en Segunda. El irundarra es un club histórico de la categoría que en los últimos años ha estado jugando con fuego, pero lo cierto es que desde la 99/00 no disputa una promoción de descenso.

Entonces el Real Unión se tuvo que medir al Novelda y consiguió la permanencia tras imponerse 3-0 en el encuentro de ida en el Stadium Gal y perder 2-0 en la vuelta en Novelda.