Análisis

Dembélé, una carta menos para Valverde en Anfield

Ousmane Dembélé, se retira lesionado del terreno del juego en el partido contra el Celta./Óscar del Pozo (Afp)
Ousmane Dembélé, se retira lesionado del terreno del juego en el partido contra el Celta. / Óscar del Pozo (Afp)

El extremo francés se lesionó en Vigo y el técnico medita para el martes ante el Liverpool entre un 4-3-3 con Coutinho o un 4-4-2 con Sergi Roberto de interior

P.RÍOSBarcelona

Nadie sabe si Ousmane Dembélé iba a ser titular el martes en Anfield en la vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones. Tras el 3-0 de la ida en el Camp Nou, ante un Liverpool volcado sobre el área del Barça, la presencia del extremo francés en el once titular era una posibilidad muy lógica para intimidar con contragolpes vertiginosos y recordar al equipo 'red' desde el inicio que un gol azulgrana casi sería definitivo en la eliminatoria. Puede que Ernesto Valverde, pese a esa opción muy apreciada por el entorno azulgrana, tuviera pensado insistir en su apuesta por Coutinho en el regreso del brasileño al que fue su estadio. Y no se puede descartar que al final juegue Sergi Roberto de interior en un 4-4-2, con Semedo de lateral. Por algo fueron los dos reservados en Balaídos. Pero en vísperas del partido contra el Liverpool, lo único que está claro es que Dembélé no servirá ni para confundir a Jürgen Klopp con su posible alineación. El eléctrico extremo volvió a lesionarse, esta vez en los isquiotibiales en la primera jugada del partido ante el Celta. Un cambio de ritmo a los 25 segundos y adiós.

El percance muscular de Dembélé dio la razón a Valverde, quien, con la Liga ganada, dejó fuera al equipo titular del pasado miércoles al completo con vistas a la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones. Sí quiso rodar a Dembélé y Arthur, suplentes ante el Liverpool, y le salió mal. El francés se rompió. Y el brasileño anduvo despistado. «Las pruebas realizadas han confirmado que Ousmane Dembélé tiene una lesión muscular en el bíceps femoral del muslo derecho. El jugador es baja y la evolución marcará su disponibilidad», se limitó a confirmar este domingo el Barça.

Nadie puede hablar de Liga adulterada por la alineación azulgrana ante un Celta que se jugaba la permanencia y que venció con apuros. Al fin y al cabo, el Barça lleva cuatro Ligas sin ganar en Balaídos, con Messi o sin Messi, con jugadores del filial como Wague, Riqui Puig y Alex Collado o con mundialistas. El problema, en todo caso, es de la dirección deportiva por permitir que el Barça 'suplente' tenga a un jugador como Kevin-Prince Boateng en sus filas. En Vigo volvió a demostrar que nunca se adaptará al equipo azulgrana si es que es un delantero centro. También lo sabe él, que llegó para una cesión de seis meses que ya se acaba, como la de Murillo.

Sin embargo, el tropiezo no penaliza nada al Barça, que ya era campeón hace una semana y que fue recibido con un deportivo pasillo del Celta. El martes, en Anfield, nadie será tan educado. El Liverpool, pese a la baja por lesión de Firmino y las molestias en un hombro de Salah, va a intentar remontar el 3-0 y todos los que descansaron en Balaídos saben lo que les espera.