La Casa Víctor Hugo acoge una exposición con la obra menos conocida de Oteiza

Imágenes del interior de la muestra./Unanue
Imágenes del interior de la muestra. / Unanue

La muestra reúne setenta dibujos, grafías, escritos y una docena de esculturas de pequeño formato que conforman «un canto a la palabra y la poesía

ELENA VIÑASPasai

Esbozos, poemas, creaciones modeladas en barro o en metal, letrismos e incluso varios procesos creativos a medio terminar que dejan entrever cuál pudo haber sido su final. El universo menos conocido del escultor Jorge Oteriza (1908-2003) desembarcó ayer en Pasai Donibane para ocupar una de las salas de la vivienda que habitó el escritor Víctor Hugo durante su estancia en la bahía.

La que fuera casa abierta a la inspiración para el literato francés encierra ahora, entre esos muros de piedra que hunden sus cimientos en el mar, un compendio de obras que se aliaron en el año 2000 para dar lugar a una exposición inaugurada en la Casa de Cultura de Orio, localidad natal del autor, contando entonces con su presencia. Cerca de dos décadas más tarde, la iniciativa vuelve a abrirse al público en un escenario bien distinto, un museo cargado de historia en el que podrá contemplarse hasta el próximo 29 de septiembre.

Bajo el título 'Jorge Oteiza: Dibujos, estampas, palabras (y esculturas)', la muestra se define como «un recorrido singular por las variables visual y verbal de la creación» del artista y poeta vasco. Así lo manifestaba Félix Maraña, comisario, junto a Maider Koro Maraña, de esta exposición organizada por el departamento de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Pasaia.

En ella se incluye un conjunto «amplio, inédito y desconocido» de dibujos y grafías, creados en su mayoría entre 1985 y 2000, que aspiran a sorprender al visitante cuando se cumple medio siglo de la colocación de la estatuaria de los apóstoles de Oteiza en la fachada de la iglesia dedicada a la patrona de Gipuzkoa, como recordaron el concejal Jorge Aguayo y la técnica municipal Aitziber Eguskiza. Destacan las series 'Paraíso', 'Manchas fónicas' y 'Litoral', entre otras.

Exposición

Título
'Jorge Oteiza: Dibujos, estampas, palabras (y esculturas)'
Lugar
Casa Museo Víctor Hugo. Donibane, 63. Pasai Donibane. Entrada gratuita
Horario
La muestra permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre, de miércoles a sábado, de 18.30 a 20.30; y los domingos y festivos, de 11.30 a 13.30. Lunes y mates, cerrada.

El artistas «realizó durante toda su vida muchos bocetos, esbozos y dibujos, que conforman la carpintería elemental del artista antes de resolver los diversos procesos creativos», añadía Maraña.

A estas setenta obras hay que sumar una docena de esculturas de pequeño formato, entre las que se halla el primer ejercicio de Piedad para el santuario de Arantzazu (1959). Como novedad, se presentan en Pasaia por vez primera tanto la titulada 'Paraguas', una figura en arcilla cocida y barnizada de mujer de finales de la década de los sesenta, como 'Ángel de la catedral de Chartres', realizada en bronce.

Toda la exposición es, en resumen, «un decidido canto a la palabra y a la poesía, lenguaje que compendia y corona toda la obra de Oteiza en su conjunto».

Actividades paralelas

Mientras la muestra permanezca abierta al público en la Casa Museo Víctor Hugo de Donibane, sus organizadores planean llevar a cabo diferentes actividades, como las visitas guiadas que se pondrán en marcha en septiembre, «en fechas que se anunciarán más adelante», y la proyección de un audiovisual rodado en 2005, «con un guión que Oteiza conoció en vida»

Tampoco se descarta celebrar encuentros con la participación de diferentes artistas vascos para debatir en la misma sala en la que esa colección de dibujos, estampas y esculturas «se han adaptado» antes de afrontar su próximo viaje. «Será a Guadalajara, en octubre y noviembre», apunta Félix Maraña, quien sueña con buscar un espacio permanente dotado de aproximadamente 300 metros cuadrados para estos trabajos. «Sería una especie de laboratorio de sus creaciones, un 'oteizario'», concluye.