Clara Mouriz (Mezzosoprano): «Cantar bajo la batuta de Zacharias y verle tocar el piano es un sueño»

Clara Mouriz (Mezzosoprano): «Cantar bajo la batuta de Zacharias y verle tocar el piano es un sueño»

JAIONE ALONSOSAN SEBASTIÁN.

La mezzosoprano donostiarra Clara Mouriz afincada en Londres repite por segundo año consecutivo en la Quincena Musical. Este sábado cantará en el Kursaal el 'Réquiem en do menor' de Michael Haydn. «Trabajar por primera vez con el maestro Zacharias me hace muchísima ilusión», asegura Clara.

-De nuevo en la Quincena, en Donostia, su tierra, y con Christian Zacharias. ¿Se puede pedir más?

-Estoy encantada. Primero significa volver con la Orquesta y después, me hace mucha ilusión que sea la Coral Andra Mari, porque yo, cuando era pequeña, empecé a cantar con su director, Andoni Sierra, y le tengo muchísimo cariño. Luego, trabajar por primera vez con el maestro Zacharias es un sueño. Le admiro profundamente desde que le escuchaba los Scarlattis hace no sé cuantos años. Ha habido varios momentos en mi carrera que hemos estado a punto de trabajar y por lo que sea no ha sucedido al final.

-Al final podrá ser mañana en el Kursaal...

-Yo le tengo una gran admiración: primero como pianista porque mi iniciación a la música es a través del piano y del violín. Era uno de mis idolos, especialmente sus interpretaciones de Scarlatti que son fuera de serie. Y trabajar ahora bajo su batuta y escucharle tocar el concierto es maravilloso, un sueño.

-¿Qué destacaría de la obra 'Réquiem en do menor' del menos conocido de los hermanos Haydn?

-Es una obra maravillosa. Michael Haydn la compuso nada más que en dos semanas, una bomba de creatividad en un año muy dramático para el compositor por las muertes de su hija y su protector, la persona que le daba trabajo. Por eso, la obra está llena de toda la gravedad que le sucede en ese año. Y sí, es el menos conocido de los hermanos Hydn. En su tiempo estaba consideradísimo y era una eminencia aunque la historia no le haya tratado como a su hermano Joseph o a Mozart ni haya conservado sus obras de la misma manera.

-¿Le parece injusto?

-Cuando escuchemos este Réquiem nos daremos cuenta de que es muy injusto porque su obra es de una calidad exquisita, especialmente su repertorio religioso.

-El próximo 23 de agosto, dentro también de la Quincena, da un recital con el pianista Joseph Middleton en el Museo San Telmo. Una semana intensa...

-Van a ser unos días llenos de encuentros con amigos. A Middleton lo conozco desde que coincidimos en la Royal Academy de Londres. Somos grandísimos amigos. Hemos seleccionado un repertorio con obras de Purcell, Schubert, Haydn, Ravel, Debussy y Montsalvatge. Son piezas musicales que hacen alusión a diferentes mitos y tradiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos