Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Burne Hogarthy sus páginas dominicalesde Tarzán

Tarzán observa cómo los nativos construyenuna trampa. El árbol actúa a modo de viñetas./
Tarzán observa cómo los nativos construyenuna trampa. El árbol actúa a modo de viñetas.

Editorial Dolmen recupera los años dorados del rey de los monos

Óscar Goñi
ÓSCAR GOÑI

Dicen que, allí, el silencio no existe. La jungla puede ser sobrecogedora y deslumbrante en su belleza pero, por encima de todo, es peligrosa. Dicen quienes allí han estado de verdad, que no es buena idea descuidar la espalda o, a cada paso, dejar de escuchar el sonido de las criaturas que pertenecen a ella porque, allí, un segundo es la diferencia entre la vida y la muerte. A veces, los árboles se enredan de tal forma, que la luz del sol se ahoga y solo quedan sombras, las lianas pendiendo cual cortinas desgarradas, formando telarañas imposibles. Entonces, ocurre; un grito de victoria o quizás de desafío hace que todo calle. La jungla sabe que Tarzán acaba de recordar que allí, él es quien manda.

Temas

Comic