Almodóvar, Aznavour o Morricone reclaman a la UE un «internet justo»

Página web que oferta la visualización de películas sin los derechos de la productora./
Página web que oferta la visualización de películas sin los derechos de la productora.

Más de 1.000 creadores europeos piden a la Comisión que aborde la justa remuneración por la difusión de sus obras online y critican la forma de actuar de plataformas como Youtube

COLPISA madrid

Pedro Almodóvar, Charles Aznavour, Andrea Bocelli, Daniel Buren, Ennio Morricone, Alejandro Sanz o Albert Uderzo son algunos de los más de 1.000 creadores europeos que han firmado una carta en la que piden a la Comisión Europea que aborde la justa remuneración de los autores por la difusión de sus obras online.

más información

Según señala la SGAE en una nota, la Comisión Europea se enfrenta a la "presión creciente del sector cultural tras recibir las cartas enviadas por compositores y músicos, organizaciones sectoriales y, ahora, autores y creadores de todos los sectores artísticos". Esta última carta, señalan desde la sociedad, está firmada por algunos de los creadores de mayor influencia en el ámbito de la cultura e insta al Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a que encuentre rápidamente "una solución real que permita compartir de forma justa el valor de sus obras en Internet".

La nota añade que "los gigantes de internet argumentan que las obligaciones relativas a derechos de autor no les son de aplicación y se esconden tras las exenciones de puerto seguro para evitar ofrecer un pago justo a los creadores y titulares de los derechos". En este sentido, recuerda que "no son solo las grandes estrellas pop" quienes se ven amenazados, sino que se ven perjudicados "la totalidad del ecosistema creativo que forman los compositores, autores, directores, guionistas, fotógrafos, escultores o pintores.

Críticas a Youtube

La carta advierte asimismo que "los actores dominantes del mercado, como YouTube, son plataformas creadas a partir de contenidos subidos o agregados por los usuarios que apenas ofrecen una remuneración por nuestro trabajo", una forma de proceder que, lamentan los firmantes de la misiva, "reduce sin fin el valor de mercado de las obras creativas.

Según ha señalado el compositor de Scorpions, Klaus Meine, miembro de GEMA, "la Comisión no puede permitirse perder esta oportunidad de hacer frente al mayor desafío de la década. Nuestro trabajo está siendo aprovechado por gigantes tecnológicos que se esconden tras una legislación obsoleta para evitar el pago de la creatividad. En interés de las futuras generaciones de creadores, esto debe cambiar ahora".

Los creadores han solicitado asimismo a Juncker una reunión para poder ofrecerle sus puntos de vista en persona y "antes de que sea demasiado tarde" para asegurar, según explica la SGAE, que la próxima propuesta legislativa tenga en cuenta sus quejas.