Miles de personas sobrevivieron a 'La purga'

Miles de personas sobrevivieron a 'La purga'

El Pasaje del Terror de Santiagoko Deabruak ofreció, en su edición número quince, una experiencia repleta de emociones fuertes

JOANA OCHOTECOIRUN.

La escalofriante atmósfera de la franquicia cinematográfica 'La purga' se trasladó el sábado a Ficoba de la mano del Pasaje del Terror organizado por Santiagoko Deabruak. Alrededor de dos mil personas lograron sobrevivir a una experiencia aterradora pero en la que el único 'crimen' fue dar unos cuantos sustos. De lo más logrados, eso sí.

Tras traspasar el arco de entrada al Pasaje, los valientes que se adentraron en el pabellón 1 del ferial debían atravesar un inquietante jardín hasta llegar a lo que parecía el tranquilo salón de cualquier hogar... Solo que el siniestro habitante de la casa les esperaba armado con una pistola. La huida solo podía realizarse por un callejón que no presagiaba nada bueno: los temores se confirmaban cuando de uno de los contenedores saltaba un personaje aún más aterrador, que los perseguía hasta llegar a una sala de hospital en la que ninguno de los médicos tenía pinta de conocer el juramento hipocrático. El recorrido continuaba por un aparcamiento con una pandilla armada con bates de béisbol y más callejones hasta llegar a una iglesia. La bendición de las siniestras monjas que allí oraban no debió de ser muy efectiva, porque en la última sala, un comedor, un grupo de siniestros comensales se disponía a cenar... a un pobre incauto que debía de haber pasado por allí antes.

Un gran trabajo detrás

Esa fue la emocionante experiencia que ofreció ayer el Pasaje del Terror, que mantuvo cifras de asistencia similares a las de años anteriores. En su edición número quince, el espectáculo de Santiagoko Deabruak se ha convertido ya en un clásico de la agenda cultural de otoño y en una cita que complementa, por su cercanía en cuanto a fechas, a los festejos de Halloween, que cuentan con cada vez más aficionados. Si bien habitualmente el Pasaje del Terror se celebra el primer fin de semana de noviembre, teniendo en cuenta que este año esos días caen en pleno puente de Todos los Santos Santiagoko Deabruak optó por adelantar la iniciativa al último fin de semana de octubre.

Alrededor de cincuenta personas se implicaron en el desarrollo del espectáculo: además de los 28 actores encargados de asustar e interactuar con los asistentes, los organizadores destacaban el trabajo de las maquilladoras, responsables de montaje y personal de seguridad; sin olvidar a la empresa Irudi Ots, que se encarga de la iluminación del evento, un factor muy importante para conseguir esa atmósfera propia de una película de terror. Otro de los elementos que contribuye a ello es el hecho de que el Pasaje del Terror se celebre en el pabellón 1 de Ficoba: es la única de las tres naves del ferial que puede aislarse totalmente de la luz del exterior y quedar completamente a oscuras.

Santiagoko Deabruak también agradeció la colaboración de DYA y Protección Civil, así como del Ayuntamiento de Irun y Ficoba. En esta edición se ha contado también con la colaboración del grupo de fotógrafos Dark Red Team, que coordinaron el photocall instalado al final del recorrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos